La gloria, para Estados Unidos (1-0)
© Getty Images

Estados Unidos conquistó su tercera Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA tras imponerse a Alemania por 1-0 en la gran final de Japón 2012, en un partido disputado el 8 de septiembre en el Estadio Nacional de Tokio.

Pese a que la Mannschaft comenzó teniendo el control del partido, su primera ocasión de peligro no llegó hasta pasada la media hora de juego con un disparo de Melanie Leupolz (36') que rozó el larguero. Estados Unidos se defendía bien, pero no fue hasta los instantes finales de la primera mitad cuando mejoró su juego y adoptó una actitud más ofensiva.

Su esfuerzo se vio recompensado con el gol, el que a la postre decidió la final. Crystal Dunn se deshizo de su oponente y dio un gran pase a Kealia Ohai, que envió el balón a la red (1-0, 44'). Era el primer gol que encajaba Alemania en todo el torneo.

Con el marcador a favor, en la segunda parte Estados Unidos basó su juego en una sólida defensa y peligrosos contraataques. Las alemanas acusaron el tanto concedido, pero no le perdieron la cara al partido y dispusieron de varias ocasiones para lograr la igualada. Las más claras, un disparo de Leonie Maier que se estrelló en el larguero (71') y un tiro de Lina Magull que se marchó desviado en los instantes finales. Así Alemania no pudo revalidar el título cosechado en 2010 y se queda con dos antorchados en su palmarés.

La frase:
"Estoy muy emocionado, muy feliz. Había un ambiente tremendo y estamos muy agradecidos por esta noche tan maravillosa y esta Copa Mundial".
Steve Swanson, seleccionador de Estados Unidos.