Fortaleza americana, poderío alemán y clase nipona
© Getty Images

Los libros de historia explicarán que la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Japón 2012 siguió el guión establecido. Estados Unidos se impuso en el choque decisivo a Alemania, campeona de 2010 y la gran otra potencia del fútbol femenino, para ceñirse su tercera corona del campeonato (una más que su rival). Hasta el momento, sólo la RDP de Corea, hace seis años en Rusia, ha logrado romper la hegemonía de estos dos equipos en el torneo.

Sin embargo, varias selecciones arrancaron con grandes posibilidades de hacerse con el pase a la gran final en una competición muy igualada, a excepción de las abultadas derrotas que sufrió Argentina. Hay que destacar además que Nigeria, RDP de Corea y la anfitriona, Japón, ganadoras de sus respectivos grupos, causaron sensación, aunque todas ellas se quedaron por el camino.

Buena parte del desarrollo de esta fase final estuvo ligado a la selección anfitriona. El impresionante juego combinado de las jóvenes Nadeshiko y su carrera hasta semifinales atrajeron la atención de la prensa y convirtieron en estrellas a Yoko Tanaka y Hanae Shibata. El público se dio cita en masa en el Estadio Nacional de Tokio para asistir a los partidos de la fase eliminatoria, y dejó patente el positivo efecto que ha tenido en el país la victoria de su selección en la Copa Mundial Femenina de la FIFA del año pasado. También resultó significativo que Japón disputara dos de sus encuentros de grupos en Miyagi, una zona devastada por el gran terremoto de hace un año.

La batalla por la supervivencia
El Grupo A, que la anfitriona compartía con Suiza, Nueva Zelanda y México, reunió una mezcla fascinante de estilos futbolísticos. Neozelandesas y mexicanas pugnaron por el segundo puesto, por detrás de una selección de Japón que brilló desde su primer partido: una victoria por 4-1 sobre México. Al final, las mexicanas del veterano entrenador Leonardo Cuéllar se impusieron a las oceánicas, quienes, pese a todo, pueden consolarse con la madura actuación ofrecida, en la que se incluye un empate con las jóvenes Nadeshiko. México habría podido fácilmente debutar en las semifinales, pero se lo impidió Nigeria tras una prórroga épica en cuartos de final.

En el Grupo B, disputado en Saitama, Italia y Brasil cayeron estrepitosamente. Brasil volvió a decepcionar y repitió la eliminación sufrida en la fase de grupos de Alemania 2010. La atractiva República de Corea y Nigeria, con un equipo muy experto en el que figuraban varias integrantes del combinado que llegó a la final hace dos años, se hicieron con los merecidos pases a cuartos. Las surcoreanas, sin embargo, se despidieron en dicha ronda tras brindar, junto con Japón, uno de los partidos más bonitos del torneo, que se adjudicaron las anfitrionas por 3-1.

Más al sur, en Kobe, una ex campeona, la RDP de Corea, hizo valer su eficacia y excelente preparación para superar a dos equipos de gran calidad, Canadá y Noruega, y derrotar a Argentina con una goleada de récord, 9-0. Noruega, en cuyas filas figuraban varias jóvenes muy prometedoras, jugó con brío en la fase de grupos, pero se marchó de la competición en cuartos de final tras el 4-0 que le infligió Alemania.

Sorprendentemente, Estados Unidos y Alemania compartieron grupo y, en su emparejamiento en Hiroshima, las alemanas se impusieron con contundencia por 3-0. Las dos potencias resultaron demasiado poderosas para la RP China y Ghana, ambas muy valientes en la derrota. En la prórroga de una trabajada contienda de cuartos, Estados Unidos se impuso a la RDP de Corea, la única campeona de grupo que cayó en la primera ronda de la fase eliminatoria.

Las cuatro últimas
En los primeros 20 minutos del choque entre Japón y Alemania en semifinales, las anfitrionas se encontraban ya con una desventaja de tres goles. Con la contienda prácticamente sentenciada, las japonesas no consiguieron en ningún momento poner en jaque a la defensa rival con su característico juego trenzado. Estados Unidos lo pasó mucho peor para deshacerse de Nigeria (2-0).

Alemania llegó a la final sin haber encajado ningún gol en los cinco partidos que había disputado hasta el momento. Además, por su victoria sobre Estados Unidos en la fase de grupo, era la gran favorita. Sin embargo, un gol de Kealia Ohai otorgó el triunfo a las resistentes muchachas de Steve Swanson en un partido duro y de gran intensidad entre las eternas rivales.

Alemania, no obstante, cosechó dos grandes premios: Dzsenifer Marozsan, ya afianzada en la selección absoluta, se hizo acreedora del Balón de Oro adidas a la mejor jugadora de Japón 2012, y su compañera Laura Benkarth se llevó el Guante de Oro adidas a la mejor guardameta. La norcoreana Kim Un Hwa alzó la Bota de Oro adidas por sus siete goles, incluidos los cinco contra Argentina con los que igualó un récord. Japón, triunfadora en el partido por el tercer puesto, resultó ganadora del Premio Fair Play de la FIFA en una fase final que ha derrochado una deportividad encomiable de principio a fin.

Participantes
Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Ghana, Italia Japón, México, NigeriaNoruega, Nueva Zelanda, RDP de Corea, República de Corea, RP de China, Suiza.

Estadios y sedes
Estadio Hiroshima Big Arch de Hiroshima, Estadio Universidad de Kobe, Estadio de Miyagi, Estadio Komaba de Saitama, Estadio Nacional de Tokio.

Posiciones finales
1. Estados Unidos
2. Alemania
3. Japón
4. Nigeria

Premio Fair Play: Japón

Premios:
Balón de Oro adidas: Dzsenifer Marozsan (GER)
Balón de Plata adidas: Hanae Shibata (JPN)
Balón de Bronce adidas: Julie Johnston (EEUU)

Bota de Oro adidas: Kim Un Hwa (PKR) - 7 goles -
Bota de Plata adidas: Yoko Tanaka (JPN) - 6 goles -
Bota de Bronce adidas: Lena Lotzen (GER) - 6 goles-

Guante de oro adidas: Laura Benkarth (GER)