Irbid, la segunda ciudad más poblada de Jordania, está situada 70 kilómetros al norte de la capital, Ammán. En tiempo de los romanos, Irbid se encontraba en medio de las diez ciudades aliadas que integraban la Decápolis, un importante núcleo de comercio y de cultura grecorromana en la región. Posteriormente, la ciudad se convirtió en uno de los principales centros de un imperio islámico en plena expansión. Con todo, diversos hallazgos arqueológicos en la ciudad y sus alrededores que se remontan a unos 4.500 años, parecen indicar que el emplazamiento ya estaba habitado durante la Edad de Bronce.  

Según las teorías, el actual nombre de la ciudad derivaría del antiguo distrito romano de Beit Arbel, o bien del término árabe “rubda” (que significa “oscuridad” o “cenizoso”), en alusión a las rocas volcánicas negras esparcidas sobre el suelo rojizo de los alrededores de la ciudad. Para los lugareños, Irbid tiene dos apodos: “La Margarita” (por las flores que crecen por toda la ciudad) y “La Novia del Norte”.

Los lugares que visitar
Hay muchos edificios y lugares de interés histórico en Irbid; empezando por el castillo turco-otomano de Dar As Saraya y su complejo, que incluye el Museo Arqueológico de Irbid, y la mezquita Ali Bin Abi Talib. El castillo de Dar As Saraya se construyó a mediados del siglo XIX en la ladera sur de la colina de Irbid, y actualmente alberga 6 de las 7 salas de exposiciones del museo, que están dispuestas en torno a un patio central, y que exhiben objetos correspondientes a los diversos periodos históricos de la ciudad por orden cronológico.

Ninguna visita a la zona estaría completa sin una excursión a la ciudad romano-helenística de Umm Qais, ubicada unos 28 km al norte de Irbid, y cuyo antiguo nombre, Gádara, significa “la ciudad fortificada”. Desde su posición estratégicamente segura a 364 metros sobre el nivel del mar, las históricas ruinas tienen vistas al río Yarmuk, a los Altos del Golán y al lago de Tiberíades. Gracias a su ubicación y a la presencia de agua natural de manantial en el emplazamiento, la ciudad se convirtió en un importante núcleo de la época.  

En el año 218 a. C., el rey Ptolomeo IV de Egipto, entonces soberano de los actuales territorios de Palestina y Jordania, sufrió un ataque del rey Antíoco III, del helenístico Imperio Seléucida, quien conquistó Galilea, vadeó el río Jordán y ocupó parte del norte de Jordania. Como consecuencia de ello, muchos de los mejores poetas y artistas helenísticos de la época eran de Gádara, entre ellos Meleagro y Teodoro.

Al entrar en Umm Qais, uno se encuentra de frente con una losa grabada (colocada inicialmente sobre la tumba del poeta del siglo IV Arabio) en la que puede leerse: “¡Ah de vosotros que pasáis por aquí! Como estáis ahora, yo lo estuve también una vez; y como yo estoy yo ahora, también lo estaréis vosotros. Por tanto, disfrutad de la vida, porque uno no está mucho tiempo en este mundo”.

Entre los principales monumentos de la ciudad, casi perfectamente conservados, están los teatros romanos, la iglesia bizantina, el Hipódromo, el mercado, los almacenes, y las termas romanas.

El fútbol
En Irbid tienen su sede varios clubes. El más importante es Al Hussein, que milita en la primera división jordana, y cuyo gran rival norteño, Al Ramtha, está afincado en la vecina ciudad fronteriza del mismo nombre. El logro más famoso del Al Ramtha fue su presencia en semifinales de la Recopa de Asia 1992.

El principal estadio de Irbid, que al principio era un campo pequeño y desaseado, fue remodelado en la década de los 90 para formar parte de la Ciudad Deportiva Al Hassan, un completo y moderno recinto polideportivo que da servicio a la propia Irbid y a las poblaciones de los alrededores. El complejo, situado a unos 88 kilómetros de Ammán (es decir, a unos 70 minutos por carretera), posee un amplio abanico de instalaciones, como pabellones y pistas cubiertas, piscinas y, sobre todo, el Estadio Al Hassan. De cara al certamen venidero, el estadio se someterá a una remodelación, que incluirá la instalación de asientos numerados hasta dar cabida a 12.000 espectadores.