La Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016 será el mayor acontecimiento deportivo de la historia del país. Aunque no ha albergado nunca ningún gran torneo, sí organizó los Juegos Árabes de 1999, lo que permitió desarrollar los estadios y los pabellones de deportes. El fútbol levanta pasiones en Jordania, hasta el punto de que resulta difícil adquirir entradas para los encuentros de la selección nacional. El público jordano siempre responde para animar a su equipo en la competición preliminar de la zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA™, la Copa Asiática o los partidos de clubes. Por lo tanto, todo apunta a que tendremos estadios llenos para admirar los talentos de las jóvenes promesas de este deporte que buscan dar el salto a la fama.

Jordania: características generales
Jordania, oficialmente el Reino Hachemí de Jordania, fue fundado en 1923 con el nombre de Emirato de Transjordania. Se independizó el 25 de mayo de 1946. Es un país árabe del sudeste de Asia, ubicado al sur de Siria y al norte de la península arábiga, por tanto en el corazón de Oriente Próximo. Debe su nombre al río Jordán, que discurre a lo largo de su frontera occidental. A su vez, éste está formado por las palabras “Jor” y “Dan”, en referencia a sus principales afluentes. De este modo, el término Jordán se transformó para dar al país su denominación, Jordania.

La topografía de Jordania es muy variada. Tiene una superficie de 89.213 km2 y unos 6,7 millones de habitantes. Cuenta con una historia muy antigua, ya que albergó los primeros asentamientos humanos y en ella se encuentran los vestigios de numerosas civilizaciones antiguas. Ocupa una posición estratégica importante, en la encrucijada de Asia, África y Europa.

Su clima es mediterráneo en el norte y el oeste, y desértico en el sur y el este. La temperatura oscila entre los 12 y los 25 grados. Así pues, se prevén unas condiciones climáticas perfectas para el torneo, ni calurosas ni frías, lo que permitirá organizar numerosas actividades coincidiendo con los partidos.

La economía
En este apartado destacan los servicios, el comercio, el turismo y algunas industrias, como los abonos y los medicamentos. En el sur hay minas de fosfatos, que constituyen las terceras reservas mundiales, así como potasa, sales minerales, gas natural y yeso. El 78% de los habitantes del país residen en zonas urbanas y el 35% tienen menos de 14 años. El nivel educativo figura entre los más elevados de la región.

La economía jordana es una de las más liberales y competitivas de Oriente Próximo, con un sector bancario moderno y apreciado por los inversores, tras superar brillantemente la crisis financiera de 2009.

El turismo
El turismo es uno de los sectores más importantes de la economía jordana, con unos ingresos que rondan los 3.000 millones de dólares. El enclave arqueológico de Petra está considerado una de las nuevas siete maravillas del mundo. Los visitantes también pueden bañarse en las aguas sagradas del Jordán o en el mar Muerto, el punto más bajo de una masa terrestre del planeta. En Jordania también hay muchísimas mezquitas e iglesias antiguas. Podemos visitar la antigua ciudad de Gerasa, en el norte, y el teatro romano situado en pleno centro de la capital, Ammán. Otro sitio de obligada visita es el Uadi Rum, con un gran contraste de colores en su topografía, de aspecto lunar. Por último, la ciudad costera de Áqaba nos recibirá para pasar las vacaciones de invierno a orillas del mar Rojo.

El deporte
A pesar de la escasez de recursos, Jordania es uno de los países árabes que más se vuelcan con la juventud y el deporte, algo que salta a la vista por su número de ciudades deportivas reservadas para los jóvenes. De este modo, el país ha cosechado buenos resultados en fútbol y baloncesto en todos los niveles, dos deportes muy populares entre la juventud. Las artes marciales también tienen su público y han dado a Jordania varios campeones del mundo.

En los años 60 se construyeron las ciudades deportivas, y la del Rey Hussein es la más antigua del mundo árabe. Reúne varios estadios y pabellones deportivos, como el Estadio Internacional de Ammán, que albergará partidos del Mundial Femenino Sub-17. A medida que se ha ido extendiendo la pasión por el deporte, se han construido instalaciones en las distintas regiones de Jordania, y las ciudades de Irbid y Zarka también tendrán el honor de recibir partidos del certamen.

El fútbol
Es el deporte más popular de Jordania, entre gente de cualquier edad. La selección nacional se estrenó en el panorama global con motivo de la competición preliminar de México 1986. En los últimos clasificatorios, los Nashama alcanzaron la repesca intercontinental, en la que fueron eliminados por Uruguay. En el plano continental, obtuvieron la clasificación para la Copa Asiática en 2004, 2011 (año en que llegaron a cuartos de final) y 2015. En esta última edición el equipo cayó en la primera ronda, algo que nunca le había ocurrido.

Jordania ha participado en una única competición de la FIFA, la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Canadá 2007, en la que hizo buenos partidos ante España, Uruguay y Zambia.

El fútbol femenino dio oficialmente sus primeros pasos en 2004. La formación de un grupo de jóvenes que llevan varios años jugando juntas ha servido para adquirir experiencia y participar en la competición preliminar de la zona asiática para la Copa Mundial Femenina de la FIFA™, los Juegos Asiáticos y los clasificatorios olímpicos. El desarrollo de esta modalidad ha permitido confeccionar equipos sub-19, sub-17 y sub-14 y establecer centros de detección de talentos para muchachas de entre 6 y 14 años.