“El partido fue complicado y muy triste para nosotros. Es muy duro poner fin a una campaña de esta manera, después de haber hecho una primera y una segunda ronda tan fantásticas. Creo que se podía haber terminado de una forma muy diferente, pero la clave de la derrota de hoy fue haber perdido la semifinal contra las norcoreanas como lo hicimos. Las jugadoras nunca se recuperaron de ese golpe.

En un encuentro tan reñido como éste, si no marcas primero y pronto, las cosas pueden acabar mal. Nos pasó lo mismo contra Corea del Norte; de hecho, he visto muchas similitudes entre los dos encuentros. Si me hubieran preguntado antes, a lo mejor hubiera dicho que podíamos perder por 1-0, pero no así.

A nadie le gusta perder de esta forma. Es doblemente duro, porque sabemos que no sólo hemos perdido el partido, sino que también nos hemos quedado sin el título a la máxima goleadora [para Deyna Castellanos]. Pese a todo, no tengo la sensación de fracaso en este torneo. Pienso que, en general, hemos dejado nuestro pabellón muy alto en Jordania”.
Kenneth Zseremeta, seleccionador de Venezuela

“Estoy muy, muy, muy contenta; tan contenta que casi no tengo palabras para describir cómo me siento. Hoy he visto recompensado el durísimo trabajo que han hecho mis chicas en este torneo. Estar ahí arriba, entre los tres mejores equipos del mundo, es una sensación fantástica.

En cuanto a Lorena [Navarro, autora de tres goles], hoy ha sido su gran día. Queríamos darle la oportunidad de ganar la Bota de Oro, y me parece que lo ha conseguido y que se proclamará máxima goleadora de esta competición. Me alegraré muchísimo si lo logra. La sacamos en la segunda parte con ese premio en mente, pero sobre todo con el objetivo de que ayudara al equipo.

Está claro que la intención es siempre ganar el oro, pero ya me he olvidado de esa decepción. En mi opinión, tuvimos mala suerte en el partido contra Japón; pero, como digo, lo único que siento en estos momentos es una gran felicidad”.
Toña Is, seleccionadora de España