“No tengo palabras para expresar lo que siento por haber ganado este torneo. Confiaba plenamente en mis jugadoras, y sé que durante toda esta competición han acumulado una experiencia maravillosa. La selección japonesa es una de las mejores del mundo, y jugar contra un rival de esta talla ha hecho que el partido fuese enormemente competitivo. Ya sabíamos lo que era enfrentarnos a ellas, después de la final del Campeonato de la AFC, aunque el nivel de este partido ha sido mucho más elevado. A pesar de la derrota, las japonesas estuvieron a un nivel muy alto, y las felicito por ello. Aun así, conseguimos llevarnos la victoria, y creo que nuestra principal baza ha sido la fortaleza psicológica. Japón tiene un nivel técnico superior al nuestro, lo admito, y falló varias ocasiones inmejorables. Pero también tiene algunos puntos débiles, y fuimos capaces de aprovecharlos. Nuestro juego de equipo y la fortaleza psicológica nos han ayudado a ganar este torneo”.
Sin Jong-Bok, seleccionador de la RDP de Corea.

“A pesar del resultado, debo confesar que estoy muy satisfecho con la actuación de mis jugadoras. Se cometieron algunos errores, por supuesto, pero yo estaba convencido de que acabaríamos marcando, sobre todo a medida que nos íbamos aproximando, hacia el final del partido. El equipo intentó abrir brecha de muchas formas distintas, pero la RDP de Corea jugó muy bien, y hay que reconocerlo. Es una experiencia dura, pero hará que mis jugadoras sean más fuertes en su siguiente torneo. Por desgracia, nos quedamos a las puertas, aunque creo que esta generación ofrece grandes esperanzas para el futuro, y queremos seguir mejorando nuestro fútbol en Japón. Afrontábamos el partido con confianza, aunque respetando a la RDP de Corea, y creo que el partido ha sido de un buen nivel. Fallamos muchas ocasiones, pero sé que las jugadoras se emplearon al máximo, y no tengo nada que lamentar. En cuanto al penal fallado, quiero insistir en que el resultado siempre es responsabilidad del entrenador. En el fútbol, estas cosas pasan, y repito que asumo la responsabilidad por el resultado”.
Naoki Kusunose, seleccionador de Japón.