El desarrollo del fútbol femenino no pasa únicamente por las jugadoras y los clubes, sino también, y sobre todo, por las personas responsables del apartado técnico. De este modo, la FIFA ha organizado un seminario de trabajo regional para entrenadores de fútbol femenino en la capital jordana, Ammán, coincidiendo con la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016.

Dieciséis técnicos participaron en el taller, que se desarrolló a lo largo de diez días y terminó el 9 de octubre de 2016. Vinieron de Emiratos Árabes Unidos, Palestina, Siria, Bahréin, Omán, Irán y Jordania para asistir a conferencias técnicas y tácticas impartidas por dos especialistas de la FIFA, la sueca Anna Signeul y la alemana Anya Balosevic.

Una de las participantes más ilustres fue Nour al Mazroui, capitana de la selección femenina emiratounidense y poseedora de la licencia de entrenamiento asiático de nivel A. “Este seminario ha sido muy útil. Yo ya había participado en la primera edición, organizada por la FIFA en Nueva Zelanda en 2008. Ahora ya vamos por la quinta, y en el mundo del entrenamiento han cambiado muchas cosas. En las conferencias se nos ha dado información muy valiosa. Hemos analizado en detalle el trabajo diario que debe llevar a cabo todo entrenador durante las sesiones, adaptándolo a la edad de las jugadoras”, explica.

“El fútbol femenino se ha extendido por todos los rincones del planeta, y también queremos estar en los países árabes. En los Emiratos, tenemos un plan para los próximos años. La Federación y la comisión encargada del fútbol femenino están decididas a alcanzar un nivel competitivo. Todavía queda un largo camino por recorrer, pero vamos a emprenderlo, no cabe duda. Vamos a transmitir nuestra experiencia a nuestras colegas y sacar el máximo provecho de todas estas informaciones”, añade Nour, apasionada por el fútbol desde su infancia y que fue superando todos los obstáculos hasta incorporarse al primer equipo femenino fundado en Abu Dhabi en 2004.

Un cambio a mejor
Mayi Cruz Blanco, Jefa de Desarrollo del Fútbol Femenino de la FIFA, declaró: “Jordania 2016 tiene una significación que va más allá del fútbol. Es una prueba de la progresión de las mujeres en el deporte y la sociedad. La FIFA está orgullosa de este acontecimiento, y yo espero que tenga un impacto en la vida de las chicas y de las mujeres durante los próximos años. La organización de un seminario de trabajo con una gran mayoría de entrenadoras femeninas demuestra que los tiempos cambian. Vamos a hacer todo lo posible por apoyar a estas mujeres, para que puedan convertirse en modelos en sus países”.

La exfutbolista siria Maha Janoud, por su parte, subrayó la importancia de participar en este taller. “Como entrenadores, necesitamos sesiones avanzadas. Los datos que se nos han proporcionado son valiosísimos, porque se nos ha confrontado con la realidad del terreno de juego. Hemos analizado el desempeño de los equipos que participan en el torneo, y luego lo tratamos con las conferenciantes de la FIFA y los colegas. A continuación fuimos al estadio donde se realizan los entrenamientos para efectuar una sesión práctica con las jugadoras de la selección sub-19 jordana. Me ha sorprendido el rendimiento de Japón, que en mi opinión es una de las mejores selecciones del mundo, gracias a su inmejorable organización táctica. Durante los debates, he observado detalles técnicos que no habría podido descubrir yo sola. Es una experiencia rica y única”, apuntó.

Janoud, actualmente al frente del Al Muhafaza, flamante campeón de la liga femenina siria, volverá ahora a Damasco para transmitir su experiencia a las jóvenes.

La jordana Maha al Nasser tiene el mismo objetivo. “Yo no jugué al fútbol, pero voy a intentar ponerme al día muy pronto. Mi amor por este deporte me llevó a buscar sesiones de entrenamiento. Ya he conseguido la licencia asiática de nivel C, y voy a obtener otras en los próximos años. Ya había participado en muchos seminarios anteriores, pero éste es totalmente distinto. Nos hemos aproximado al trabajo de los entrenadores durante uno de los mayores torneos. Analizar y tratar las actuaciones de las selecciones participantes ha resultado muy útil. Hemos podido observar ciertas cosas antes de aplicarlas en los entrenamientos”, señaló.

Al Nasser tiene un objetivo muy claro. “Quiero trabajar con las selecciones femeninas jordanas y contribuir al desarrollo de este deporte aquí. Trabajar con las muchachas es fundamental para lograr que progresen. Todas tenemos como meta un futuro brillante”, dijo.

Las participantes transmitirán ahora los conocimientos futbolísticos que han adquirido a sus colegas de sus países, para desarrollar el fútbol femenino en Oriente Próximo, que entra en una nueva época con la celebración en Jordania de este primer torneo internacional femenino.