El Campeonato Femenino Sub-17 de la CONCACAF 2016 empezará el jueves en Granada, donde ocho equipos se batirán por los tres pases que tiene disponibles la zona en la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016. Si bien la región posee desde siempre algunas de las mejores selecciones absolutas del fútbol femenino, entre las que destaca la actual campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™, Estados Unidos, la categoría sub-17 les está costando un poco más a los equipos de la zona.

De hecho, ningún representante de la CONCACAF ha vuelto a superar los cuartos de final de la Copa Mundial Femenina Sub-17 desde que las estadounidenses se proclamaron subcampeonas de la edición inaugural de la competición, Nueva Zelanda 2008. Sin embargo, las siete selecciones que visitarán a la anfitriona, Granada, para disputar este torneo de 11 días de duración tienen la vista puesta en septiembre, cuando las tres mejores contendientes de la región tratarán de mejorar la situación de la CONCACAF en la tabla mundial. FIFA.com nos explica qué podemos esperar de la competición caribeña.

Canadá, con confianza
Hasta la fecha, Estados Unidos ha conseguido mejor rendimiento en el Mundial Femenino Sub-17 que ningún otro equipo de la CONCACAF, pero su vecina del norte es el único equipo del continente que se ha clasificado consecutivamente para las cuatro ediciones previas de la competición mundialista. Canadá posee un equipo de gran experiencia, incluidas varias jugadoras que contribuyeron a la clasificación de su país para la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Papúa Nueva Guinea 2016 el pasado diciembre en San Pedro Sula (Honduras).

Canadá ha quedado encuadrada en un Grupo A que a priori parece el más fácil, junto con Guatemala, Haití y la anfitriona, Granada. Su seleccionador, Bev Priestman, se muestra ilusionado con las posibilidades que tienen las suyas de llegar hasta semifinales y, por consiguiente, de conseguir la clasificación directa para Jordania 2016 y la oportunidad de volver a conquistar el título regional, que Canadá se adjudicó por última vez en 2010.

Guatemala, por su parte, confía en dar la campanada en el Grupo A, pues también puede echar mano a su vasta experiencia durante esta fase de grupos. Kellyn Mayen formó parte en 2014 de la selección absoluta de las chapinas que compitió en los clasificatorios para la Copa Mundial Femenina de la FIFA, cuando la jugadora contaba sólo 15 años de edad, y tres de sus compañeras disputaron el torneo regional durante la competición preliminar de Costa Rica 2014.

Haití, subcampeona de la preclasificación en la Unión del Fútbol Caribeño, no ha llegado para hacer bulto, así como tampoco la anfitriona, Granada, que alberga por primera vez una fase final regional en cualquier categoría, lo que indica a las claras el desarrollo continuo que ha evidenciado la “Isla de las especias” en los últimos años.

Tarea complicada para el Tri
En el Grupo B, pasar a semifinales no será tarea fácil para ninguna de las cuatro selecciones que lo integran, ni siquiera para la actual campeona, México. El Tri se enfrentará a la campeona del Caribe, Jamaica, a Costa Rica y, por supuesto, a una selección de Estados Unidos con mucha solera. México, que sólo ha estado ausente de la primera edición de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, se ha afianzado en los últimos años como el primer equipo de la región en esta categoría de edad. No obstante, tras la celebración del sorteo de este torneo, su seleccionador, Christopher Cuéllar, afirmó que a sus pupilas les costará bastante repetir el rendimiento ofrecido en 2014. 

“Sabemos que es un grupo muy fuerte”, declaró Cuellar. “Mi equipo está listo. Vamos a trabajar a tope para conseguir el objetivo de clasificarnos para el Mundial”.

En la defensa del título, el Tri se topará con Estados Unidos, otra selección que puede reclamar para sí la condición de gran favorita. Las estadounidenses confiarán en el poderío y acierto ante las metas rivales de su delantera Ashley Sánchez durante la competición en Granada. Además, la californiana aportará al equipo su valiosa experiencia: Sánchez anotó tres goles y dio el pase de otros cinco durante la clasificación de Estados Unidos para Papúa Nueva Guinea 2016, incluido el tanto de la victoria en la final contra Canadá.

Sin embargo, no deberán subestimar a las Ticas ni a las Reggae Girlz, dos selecciones que se clasificaron para esta competición con relativa facilidad y que poseen la velocidad y la habilidad necesarias para sorprender a México y a Estados Unidos.

Los dos primeros de cada grupo pasarán a las semifinales, donde los equipos ganadores se clasificarán directamente para Jordania 2016, mientras que el partido por el tercer puesto decidirá quién será el tercer y último representante de la CONCACAF en la fase final mundialista.