Estados Unidos conquistó su tercer Campeonato Femenino Sub-17 de la CONCACAF consecutivo y aseguró así su presencia en la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016. Allí estará acompañada por México y Canadá, quienes terminaron segundo y tercero respectivametne. 

La selección mexicana fue la primera que selló su billete para Jordania 2016 al superar a Haití por 3-0 en semifinales, mientras que el combinado estadounidense no tardó en seguir sus pasos y se impuso por un contundente 5-0 a Canadá.

No obstante, las Canucks supieron levantarse tras la derrota y vencieron por 4-2 a las haitianas en el partido por el tercer puesto, con lo que acabaron con el sueño de la escuadra caribeña de disputar la que habría sido su primera competición de la FIFA desde que Les Grenadiers se metieron en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA República de Corea 2007.

En cualquier caso, la seleccionadora Shek Borkowski puede sentirse orgullosa de su equipo, ya que el cuarto puesto supone el mayor éxito que el combinado haitiano ha logrado hasta la fecha en la categoría sub-17. Además, Haití se proclamó campeona del Grupo A y lo hizo consiguiendo la mejor diferencia de goles de la fase de grupos, después de imponerse a Canadá, Guatemala y la anfitriona Granada y llegando por tanto invicta a semifinales.

Por si fuera poco, la centrocampista haitiana Nérilia Mondésir se proclamó máxima goleadora del torneo con siete goles en su cuenta particular, y fue incluida además en el once ideal del certamen, lo que indica que el futuro se presenta prometedor para el combinado caribeño.

En su camino hasta la final, Estados Unidos apenas tuvo oposición y se impuso a Jamaica, México y Costa Rica, aunque sus dos duelos con El Tri fueron posiblemente de lo mejor que se vio en el certamen. En la fase de grupos, el conjunto de las Barras y Estrellas se impuso al combinado azteca por un ajustado 1-0 gracias a un tanto de Ashley Sanchez, que fue nombrada mejor jugadora del torneo y que ya a finales del año pasado había brillado con luz propia en la competición preliminar de la categoría sub-20.

En la final, Estados Unidos volvió a vencer a México, esta vez por un trabajado 2-1. El combinado estadounidense se adelantó en el marcador al filo del descanso, de nuevo por medio de Sanchez, pero México empató en el minuto 69 y le puso emoción al último tramo del encuentro. Cuando faltaban sólo cuatro minutos para la conclusión del tiempo reglamentario, Civana Kuhlmann dio el triunfo a las Barras y Estrellas al rematar al fondo de las mallas un centro medido de Sophia Smith.

Tenacidad mexicana
Por su parte, México demostró que es un equipo al que habrá que tener muy en cuenta en Jordania 2016. En la escuadra entrenada por Christopher Cuéllar brillaron con luz propia Kimberly Rodríguez y Jacqueline Ovalle, dos estrellas en ciernes que vieron recompensado su buen hacer con su inclusión en el once ideal del torneo. En la final, el cuadro azteca tuvo varias ocasiones para ponerse por delante en el marcador, pero la portera estadounidense Laurel Ivory, nombrada mejor guardameta del certamen, desbarató con aplomo las acometidas mexicanas.

A pesar de caer contra Haití en la fase de grupos, Canadá evidenció un gran estado de forma, pero se topó en semifinales con una selección de Estados Unidos que se mostró intratable. Tras conceder en la fase de grupos sólo los dos goles que le marcó Haití —gracias sobre todo al buen hacer en defensa de la lateral zurda Julia Grosso, integrante también del once ideal del torneo—, Canadá se vio totalmente superada por las estadounidenses, que se impusieron por un rotundo 5-0.

Con todo, la selección canadiense supo rehacerse del varapalo y, tras introducir una serie de ajustes tácticos, doblegó a Haití en un partido por el tercer puesto en el que las Canucks marcaron cuatro goles en la segunda parte.

Como ya ocurriera en diciembre en la competición preliminar de la categoría sub-20, las tres asociaciones más grandes de la CONCACAF serán las que representen a la región no sólo en Papúa Nueva Guinea en noviembre de este año, sino también en Jordania 2016 ebtre septiembre y octubre.

Estados Unidos, Canadá y México piensan ya en la cita mundialista, pero Haití —al igual que la anfitriona Granada, pese a las tres derrotas que sufrió en el torneo— puede mirar hacia delante con confianza y con la seguridad de que el proceso de desarrollo que se está llevando a cabo no traerá sino días mejores.