Ayer
Al igual que su selección sub-20, el combinado sub-17 de la RDP de Corea se ha afianzado como uno de los mejores equipos en los escenarios internacionales. Las norcoreanas se encuentran entre las más laureadas de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA: han alcanzado la final en dos ocasiones en las últimas cuatro ediciones, además de haber alzado el trofeo inaugural en Nueva Zelanda 2008. Mucho más impresionante, si cabe, es el dominio que ejercen en los clasificatorios continentales, para los que es valedero el Campeonato Femenino Sub-16 de la AFC. Corea del Norte ha llegado a la final de todas y cada una de las últimas cinco ediciones en las que han participado. Pese a no haber disputado la edición inaugural en 2005, la RDP de Corea pasó como un rodillo por la máxima competición asiática dos años después hasta alzar el trofeo. Tras terminar subcampeona en las tres ediciones posteriores, el año pasado se sacudieron el polvo y se impusieron a la defensora del título, Japón, para recuperar la corona asiática.

Hoy
La selección actual del técnico Hwang Yong-song demostró esa característica tan suya que consiste en nunca bajar los brazos, de camino a su segundo triunfo continental. Inauguró su participación con victorias apabullantes contra Chinese Taipei y Uzbekistán, antes de que un empate a 1-1 con Japón sentenciara su avance como subcampeona de grupo. En semifinales, la mejor jugadora del torneo, Ri Hae-Yon, consiguió un doblete para imponerse a la RP China por 2-1, y otorgar además a las suyas el pase a la final y la clasificación para Jordania 2016.

¿Y mañana?
Dada la fortaleza que evidencia el fútbol femenino de la RDP de Corea, en especial sus selecciones juveniles se están convirtiendo en grandes potencias en las competiciones mundiales. La RDP de Corea, por consiguiente, figura entre las grandes favoritas de camino a Jordania 2016. Espoleado por su campaña triunfal en la clasificación continental, el equipo del seleccionador Hwang Yong-Song se habrá fijado el objetivo de conquistar su segundo título de campeón del mundo.