Ayer
Jordania 2016 marcará la tercera aparición de Venezuela en Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA. Su debut de produjo en Trinidad y Tobago 2010, donde logró su primer victoria y compitió de igual a igual, pero no superó la fase de grupos. Distinto fue su segunda aparición, la de Costa Rica 2014: allí, para sorpresa de todos, la Vinotinto alcanzó las semifinales de la competición. Si bien luego perdió consecutivamente con Japón e Italia, aquel cuarto puesto es considerado como uno de los hitos más importantes en la historia del fútbol venezolano.

Hoy
Lideradas por la goleadora Deyna Castellanos, la mediocampista ofensiva Daniuska Rodríguez y la arquera Nayluisa Cáceres, tres de las varias veteranas de Costa Rica 2014 del plantel, Venezuela llegará a Jordania 2016 como bicampeona sudamericana. En casa, la Vinotinto logró el clasificatorio de punta a punta: ganó sus 7 partidos, tuvo la delantera más efectiva con 10 goles de ventaja (27 sobre 17 de Paraguay) y la valla menos vencida con 3, tantos que recibió en sus dos duelos con las paraguayas. O sea: ¡en cinco oportunidades terminó con su arco en cero! Castellanos fue la máxima artillera con 12 y Rodríguez la máxima asistente con 9.

Mañana
"Con el respeto que se merecen los grandes equipos de Asia y de la CONCACAF, nosotros también queremos una Copa del Mundo", dijo el seleccionador Kenneth Zseremeta, responsables de las tres clasificaciones mundialistas y de los dos títulos regionales sub-17. El panameño, que además lideró a este grupo de jugadores hasta la medalla plateada en el Torneo Olímpico de Fútbol Juvenil Femenino Nankín 2014, siente que sus niñas están listas para dar el golpe. ¿Será verdad?