Cuando Sarah Abu-Sabbah marcó el primer gol de la historia de Jordania en una Copa Mundial de la FIFA, los espectadores que llenaban las gradas del Estadio Internacional Al-Hussein de Irbid se volvieron locos, pero una persona celebró el gol aún más... el padre de Sarah. Y FIFA.com vivió ese momento con él.