La Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA organizada en Jordania fue un hito para el deporte femenino en Oriente Próximo. Pero el final del torneo sólo es el principio de un largo camino de desarrollo del fútbol de mujeres en la región. Revisamos el legado de un torneo histórico.