El gol de Hae Yon Ri contra Brasil es el ejemplo más gráfico del estilo de juego con el que la selección de la RDP de Corea ganó el torneo. Velocidad y técnica por la banda, precisión en el pase, dominio de los espacios y visión de juego para marcar las diferencias.