Calcuta, la antigua capital de la India británica, presenta una mezcla distinta entre Oriente y Occidente. La capital del estado de Bengala Occidental, un lugar en el que consiguen coexistir la arquitectura colonial, los suburbios marginales y los barrios urbanos más nuevos y dinámicos, está considerada además la capital intelectual y cultural de la India. 

Con su valioso patrimonio histórico y cultural, “la ciudad de la alegría” encarna además la locura por el deporte rey en el país. Su estadio, otrora el mayor de Asia y sede de uno de los derbis futbolísticos más apasionantes del mundo, disfruta habitualmente de asistencias que rondan los 100.000 espectadores en los partidos que se disputan en él. Entre los demás centros del patrimonio deportivo de la ciudad destacan los Jardines del Edén, el Campo de Golf de Calcuta y el Estadio Cubierto Netaji Subhash, todos los cuales albergan reputados torneos internacionales año tras año.