India
La India se convertirá en el país anfitrión de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA en 2017. Aunque la nación ha organizado una gran variedad de certámenes deportivos, desde los Juegos Asiáticos hasta los Juegos de la Commonwealth y los campeonatos mundiales de deportes como el críquet y el hockey sobre hierba, ésta será la primera vez que el segundo país más poblado del planeta albergue una competición de la FIFA.

La India fue una de las muchas colonias del Imperio Británico y, como tal, la historia del fútbol en el país se remonta al siglo XIX. Los clubes más antiguos de la India todavía en activo, el Mohammedan Sporting y el Mohun Bagan, se fundaron sólo tres décadas después del nacimiento del primer club del mundo, el Sheffield FC. De hecho, la Copa Durand de la India es la tercera competición de fútbol más antigua del mundo.

Sólo un año después de que la India consiguiera la independencia, su selección nacional de fútbol participó en los Juegos Olímpicos de Londres 1948, su primera máxima competición internacional, y recibió una invitación para participar en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 1950™.

La nación se clasificó asiduamente para los Juegos Olímpicos hasta 1960. En los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, terminó en un más que respetable cuarto puesto. Los mayores éxitos del fútbol indio se produjeron durante esa época, con las medallas de oro conquistadas en los Juegos Asiáticos de Nueva Delhi 1951 y Yakarta 1962.

Actualmente, el fútbol es uno de los deportes más seguidos en la India, y posee una fama y una popularidad sólo superada por el críquet. Estos éxitos se han alcanzado como resultado de una serie de iniciativas e inversiones en el futuro del deporte.

La Asociación India de Fútbol (AIFF) ha llevado a cabo esfuerzos conjuntos para el progreso del fútbol del país, concentrándose en el desarrollo de las bases y del fútbol juvenil. Con esta estrategia en mente, la AIFF presentó su candidatura para organizar la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2017, que resultó aprobada por la FIFA.

El país
La India, el séptimo país más extenso del mundo en términos de superficie y el segundo más poblado, con más de 1.200 millones de habitantes, es también la nación democrática más grande del mundo. Su variada geografía está rodeada por el océano Índico, el mar de Arabia y el golfo de Bengala. Comparte fronteras terrestres con seis países.

Esta república federal está gobernada por un sistema parlamentario que incluye 29 estados y siete territorios de la unión. La India posee una sociedad plural, multilingüe y multiétnica, y una larga y profusa historia en el deporte rey.

Economía
La economía de la India es la séptima más grande del mundo desde el punto de vista de su PIB nominal, y la tercera más grande desde el punto de vista de la paridad de su poder adquisitivo (PPA). El país, miembro del grupo BRICS, cuenta con una economía en pleno desarrollo. Con un promedio de crecimiento de aproximadamente el 7% en las últimas dos décadas, está clasificada como nación recién industrializada. 

En el último trimestre de 2014, la economía de la India experimentó el crecimiento más rápido del mundo, superando incluso a la República Popular de China. 

También ocupó por primera vez el primer puesto en las previsiones de crecimiento para 2015-16 que publicó el Banco Mundial, y se espera que siga subiendo en 2016-17.

Clima y turismo
Rodeada al norte por la imponente cordillera del Himalaya, al este por el golfo de Bengala y al oeste por el mar de Arabia, posee una impresionante variedad de regiones climáticas, que oscilan entre montañas con nieves perpetuas hasta exuberantes bosques tropicales y playas de arena blanca. Tiene además una de las faunas más exóticas del mundo, en la que destacan el tigre de bengala, el león asiático, el rinoceronte de un solo cuerno y el elefante asiático.  

El país posee un patrimonio cultural rico y diverso, además de impresionantes maravillas arquitectónicas, desde magníficos templos y fortalezas y el Taj Mahal, hasta clásicos modernos como el templo de Bahai y el Rashtrapati Bhavan. Más de ocho millones de turistas visitan el país cada año para disfrutar de sus interminables encantos.