Bélgica derrotó en tiempo de descuento a México por 3-2 y se subió al tercer escalón del podio de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. Es la primera vez que los europeos terminan entre los tres mejores de una competición FIFA. El encuentro se jugó el domingo 8 de noviembre en el estadio Sausalito de Viña del Mar.

El primer tiempo resultó sumamente entretenido, sencillamente porque los dos se preocuparon más por buscar el arco rival que cuidar el propio.

Los belgas, pese a los numerosos cambios en su formación, se mostraron más ordenados y profundos en el arranque. Por eso contaron con las primeras oportunidades claras, pero Abraham Romero reaccionó muy bien dos veces y luego Dante Vanzeir erró un mano a mano increíble.

México mejoró a partir de la movilidad de Pablo López y Alan Cervantes, aunque fue en los pies de Claudio Zamudio que acarició dos veces el gol. El arquero Gaetan Coucke le ganó ambos duelos.

Goles y emoción
El complemento mantuvo la misma tónica, pero por fin llegaron los goles. Bélgica se adelantó a través de Dennis van Vaerenbergh, quien sólo debió empujar una excelente jugada de Vanzeir (1-0, 54').

México respondió rápidamente con un penal convertido por el recién ingresado Ricardo Marín (1-1, 59'). Es más, la presión de los mexicanos tras el saque de medio casi les reditúa el segundo instantes después, pero el mismo Marín marró el disparo a boca de jarro.

La expulsión del zaguero belga Wout Faes por doble amarilla pareció abrir un buen panorama para el Tri, pero un perfecto contragolpe belga terminó con la exquisita definición de Vanzeir (2-1, 73').

Con más coraje que fútbol, México acorraló a Bélgica y alcanzó el empate gracias a Francisco Venegas (2-2, 88'). Cuando todo hacía pensar que sería necesaria la definición por penales, Vanzeir  volvió a escaparse en una contra y, con otra brillante concreción, selló la victoria de los suyos (3-2, 90'+3').