Sorpresas y goles en Asia

El fútbol uzbeko saboreó su momento de gloria este sábado con la conquista del Campeonato de Asia sub-16, que supone el primer triunfo continental de este país de Asia central en categorías menores.

Además de levantar el trofeo en tierras iraníes, los discípulos de Dilshod Nuraliyev se clasificaron por la puerta grande para la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013. Será la segunda presencia seguida de los jóvenes uzbekos en la cita mundialista sub-17, tras haber alcanzado los cuartos de final en México 2011.

FIFA.com te ofrece un repaso del Campeonato de Asia sub-16, donde no faltaron las sorpresas y hubo goles a montones.

El dulce sabor de la victoria
Desde su adhesión a la FIFA en 1994, Uzbekistán solamente había obtenido una medalla de oro en los Juegos Asiáticos. Por consiguiente, el acceso al trono continental de su selección sub-16, logrado este sábado, constituye el mejor resultado rubricado por este país en muchos años.

Dicha victoria sabe aún mejor por haberse producido tras una andadura repleta de escollos. De entrada, los uzbekos sufrieron para quedar segundos del Grupo D, con una victoria sobre la India, un empate ante China y una derrota contra Siria. Ya en cuartos de final, rompieron los pronósticos al deshacerse de la República de Corea en la tanda de penales (5-3, tras un 1-1).

Una vez obtenido el billete a EAU 2013, Uzbekistán venció a los anfitriones iraníes (3-2) gracias a tres tantos marcados en el primer periodo. Y en la final, el equipo no se dejó intimidar por los japoneses, grandes favoritos del certamen, y volvió a imponerse en los penales.

El seleccionador uzbeko, Dilshod Nuraliyev, confía en reeditar esta sucesión de gestas en la próxima Copa Mundial Sub-17 de la FIFA: “No hay que dormirse en los laureles. Debemos trabajar duro para dar la campanada el año que viene en Emiratos Árabes Unidos”.

“Algunos piensan que hemos rendido especialmente bien en las eliminatorias directas de la segunda fase, pero en realidad hemos mantenido el mismo nivel durante toda la competición. En la fase de grupos, a mis jugadores les faltó acierto ante la portería contraria, pero fueron ganando en precisión con el transcurso del campeonato”, añadió Nuraliyev.

La decepción del finalista
Japón está considerada una plaza fuerte del fútbol asiático en categoría sub-16, tras haber ganado el campeonato continental de la categoría en dos ocasiones. Es más, en Irán, los Pequeños Samuráis obtuvieron el pase a su séptima Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, uniéndose a Qatar como las dos selecciones asiáticas que más veces han participado en la cita mundialista.

Al igual que Uzbekistán, los nipones fueron a más en la fase de eliminatorias. Así, tras haber ocupado la 2ª posición en el Grupo C por detrás de la República de Corea, doblegaron a Siria en cuartos (2-1) y arrollaron a Irak en semifinales (5-1).

Todo apuntaba a que en la final viviríamos un nuevo festival ofensivo japonés, después de que el “país del Sol Naciente” abriese el marcador en el minuto 6. Sin embargo, los uzbekos empataron en el segundo tiempo, y acabaron imponiéndose en los penales gracias al desacierto de tres jugadores nipones.

Clasificación histórica y desilusión
Tras haber ganado el título por primera vez hace cuatro años, Irán, que podía aspirar legítimamente a reverdecer laureles ante su afición, quedó apeado del torneo en semifinales.

En cambio, Irak sorprendió a los analistas clasificándose para EAU 2013, en la que será su primera participación en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. Después de una destacada actuación en su grupo, con sendas victorias frente a Omán y Tailandia, y un empate ante Australia, los iraquíes sellaron su pasaporte para la fase final mundialista al vencer a Kuwait (3-1) en cuartos de final.

La mayor desilusión del torneo se la llevó la República de Corea, que, tras haber logrado el pleno de victorias en la fase de grupos (a costa de la RDP de Corea, Japón y Arabia Saudí), se dejó sorprender por los uzbekos en cuartos. Hubo que esperar al cuarto minuto del tiempo añadido para que los surcoreanos nivelasen la contienda y forzasen una tanda de penales en la que, pese a todo, sus rivales salieron airosos.

Los jugadores del futuro
Esta competición ha servido para dar a conocer a las estrellas en ciernes del fútbol asiático; entre ellas el surcoreano Hwang Hee-Chan, máximo goleador con 5 dianas que, sin embargo, no bastaron para hacer triunfar a su país. El japonés Taro Sugimoto fue elegido mejor jugador del certamen, tras marcar 3 tantos y dar 1 asistencia en la final. Junto al temible tridente iraní compuesto por Reza Chaab, Majid Hosseini y Amir Mohammad Mazloum, el omaní Hatem Al Rushadi y el yemení Mohammed Al Dahi también metieron 3 goles.

Números que hablan
97: La cantidad de goles marcados en los 31 partidos de este Campeonato de Asia sub-16, con un promedio de 3,13 por partido. Japón e Irán fueron los equipos más prolíficos con 14 tantos cada uno (6 más que los campeones uzbekos).

¡Que se oiga tu voz!
Entre Uzbekistán, Japón, Irán e Irak, ¿cuál llegará más lejos en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013?