¿Conoce a algún delantero internacional alemán con un porcentaje de acierto goleador del 100% en partidos internacionales? ¿No? Pues hay uno digno de mención. Se llama Samed Yesil, y es miembro de la selección sub-17 de su país. Con sus 15 goles en 15 partidos con la Mannschaft, es el artillero más peligroso del contingente germano en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011.

En el 6-1 de su equipo contra Ecuador en la apertura del telón, el ariete de 17 años hizo diana, y por dos veces. "Estuve muy metido y concentrado en el partido. Mi meta era marcar un gol, y lo conseguí. Por supuesto que me siento estupendamente y me alegro de que hayamos empezado tan bien el torneo. Espero que podamos ganar también el segundo encuentro", responde Yesil a FIFA.com en la terraza del hotel del equipo en Querétaro, al ser consultado por su estado de ánimo. "Me pongo allí donde más daño puedo hacer, porque quiero marcar goles. Y me da igual si alguien me pega una patada o me hace falta. Lo importante es marcar mi gol".

Un sobrenombre revelador

Su seleccionador, Steffen Freund, lo describe como un jugador que a menudo puede marcar la diferencia. "Si el entrenador lo dice, no voy a ser yo quien lo contradiga", replica Yesil jocoso. No es de extrañar, por tanto, que sus compañeros de equipo le hayan puesto el mote de Gerd, en alusión al legendario delantero alemán Gerd Mueller. Por increíble que parezca, el Torpedero marcó 68 goles en 62 partidos internacionales disputados entre 1966 y 1974, y se proclamó campeón del mundo (en 1974) y de Europa (en 1972).

"Él ya era mi modelo antes de eso, porque él ha sido el delantero de mayor éxito de la selección alemana. Pero nunca lo he llegado a conocer personalmente", señala Yesil, que en el mundo del fútbol sigue siendo "Samed".

"Samed tiene una extraordinaria tasa goleadora", había anunciado ya antes del torneo Matthias Sammer, el director deportivo de la Asociación Alemana de Fútbol, acerca de Yesil. Ahora, después de disputar el primer compromiso del Grupo E con la mencionada victoria por 6-1 sobre Ecuador, el joven romperredes se ha apuntado dos tantos en su cuenta particular. "Nuestro objetivo era ganar el primer partido. Y no perderlo, como lo hicimos en el Campeonato Europeo [ndlr: por 1-0 contra Holanda]. Tenemos que pasar la página de ese encuentro y concentrarnos en la próxima misión", recomienda. A los de la camiseta del águila en el pecho les aguarda este jueves el campeón africano, Burkina Faso.

Un gol en cada partido
Y si bien Alemania ha irrumpido en el certamen a bombo y platillo con el triunfo más abultado hasta la fecha, no es cuestión de perder pie y dejarse llevar por la euforia. Antes de pensar en nada más, de lo que los alemanes tratan ahora es de registrar otros dos triunfos contra el conjunto burkinés y contra Panamá, debutante en la prueba reina de la categoría, y de esa manera acceder a octavos.

Los teutones volverán a contar con el apoyo de los seguidores en Querétaro. Cerca de 23.000 espectadores se congregaron el lunes en el estadio Corregidora para ver a los juveniles, a quienes se les puso la carne de gallina en medio de tan fenomenal ambiente. "Fue la primera vez que jugábamos ante tanto público, y cuando saltas al campo en medio de tanta gente y cantas el himno nacional, es como estar en un sueño", comenta el joven as del Bayer Leverkusen acerca de su debut mundialista.

"Mi meta es hacer un gol en cada partido", propone Yesil al cierre de su entrevista con FIFA.com, un propósito que de seguro no hará reír al resto de los equipos. Porque a la vista de su finísima puntería, seguro que esa sentencia acabará siendo algo más que una frase bonita.