EL RESUMEN DE LA JORNADA – Al cierre de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013 hubo todo lo que a los amantes del fútbol nos gusta presenciar: jugadas espectaculares, goles fantásticos, grandes emociones y abundante tensión y dramatismo, que han dejado tras de sí un ganador deslumbrante y un perdedor desconsolado.

El día comenzó con el partido por el tercer puesto entre Suecia y Argentina, a cuyo término el combinado sueco salió victorioso. Los escandinavos, que han hecho su debut en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA en los Emiratos Árabes Unidos, retomaron impecablemente en su último compromiso el gran rendimiento que habían exhibido hasta la fecha, y derrotaron holgadamente a los argentinos en un encuentro rebosante de ritmo y goles. El héroe de Suecia fue una vez más Valmir Berisha. Con sus tres dianas, el artillero guió a su equipo hasta el tercer escalón del podio y sumó otra distinción añadida a la medalla de bronce: la de máximo goleador del certamen.

También la final propuso un fútbol de primera calidad y extraordinaria elegancia. Nigeria frustró el sueño de los mexicanos de revalidar el título y se coronó por cuarta vez campeón del mundo en esta categoría de edad. Espoleados por sus tonantes seguidores y por su director de juego Kelechi Iheanacho, los Aguiluchos acabaron alzándose con un rotundo éxito.

Resultados
Partido por el tercer puesto
Suecia 4-1 Argentina

Final
Nigeria  3-0 México

Momentos destacados
Un aperitivo de Chile
Los espectadores que asistieron al estadio Mohammad Bin Zayed gozaron de lo lindo incluso antes del partido estrella con la vistosa función de la ceremonia de clausura. El punto álgido del acto lo protagonizó una acróbata que se elevó en el aire y sobrevoló el césped arrastrada por cientos de globos con los colores de los distintos países. También llamaron la atención las 24 perlas dispuestas en representación de las naciones participantes, que durante el torneo pudieron disfrutar de la extraordinaria hospitalidad de los Emiratos Árabes Unidos. La guinda del pastel fue la entrada al recinto de un grupo de niños procedentes de Chile, país organizador de la próxima Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, que desplegaron una bandera gigante de su país y el mensaje "Hasta Chile 2015".

Morder y apretar los dientes
Valmir Berisha ha sido una de las figuras más sobresalientes de esta Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. El delantero sueco volvió a causar sensación con tres goles en el choque contra Argentina, que sumados a los tres que ya acumulaba en su cuenta particular le han valido la Bota de Oro adidas al máximo realizador. Su mérito es mayor si se tiene en cuenta que tuvo que lidiar todo el tiempo con un pie hinchado, lo que le produjo visibles molestias. Pero Berisha apretó los dientes y no abandonó el campo con gestos de dolor sino hasta después de haber acertado su tercer blanco. Poco después, no obstante, el ariete escandinavo pudo volver a sonreír, por la conquista del prestigioso galardón y por el aplauso de los seguidores, entre ellos los numerosos hinchas nigerianos, que con sus gritos de  apoyo —"Yes!, Yes!"— le hicieron olvidar todos sus dolores.

Debutante dichoso
Una alegría aún mayor en la conclusión de este Mundial se la dieron a Jakob Bergman, compañero de equipo de Berisha. El defensa era el único jugador de campo sueco que aún no había jugado en los Emiratos Árabes Unidos. En el último tramo del partido por el tercer puesto, sin embargo, pudo por fin estrenarse en el Mundial. Cuando Bergman saltó al campo en sustitución de Gustav Engvall, no podía ocultar su felicidad, inconfundiblemente reflejada en su rostro por una sonrisa de oreja a oreja. A pesar de que sólo dispuso de unos minutos sobre el terreno de juego con el marcador claramente a favor, el simpático zaguero de rizos se empleó a fondo en su tarea, e incluso le dio tiempo de incurrir en una tarjeta amarilla.

Motivación mexicana
El cuerpo técnico de la selección mexicana tuvo una idea curiosa para motivar a sus jugadores. Colgaron en los vestuarios varios carteles con leyendas como "Viva México" y "Todo el país está con ustedes", e incluso una pancarta con el trofeo mundialista y las palabras "Hagan realidad su sueño, tráiganlo a casa". Con todo, el sueño no se cumplió. La estatuilla viajará a África.

Estallido de emoción
El determinante segundo gol de Nigeria desató el éxtasis entre los jugadores. El autor, Kelechi Iheanacho, y sus compañeros de equipo se dirigieron al banderín de córner y se pusieron a bailar una danza alegre, que muy pronto encontró entre el público a numerosos imitadores. Entre ellos, el legendario delantero de las Superáguilas Nwankwo Kanu. Cuando Kanu apareció bailando en las pantallas del estadio, el clamor de los seguidores africanos alcanzó máximos en los decibelios, sólo superados cuando el árbitro silbó el triple pitido final.

Números que hablan
172: El torneo en los Emiratos Árabes Unidos ha sido el más rico en goles de toda la historia de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. En los 52 partidos entablados se han registrado un total de 172 tantos, que han superado de sobra el anterior récord de la competición, los 165 goles inscritos en el certamen de la República de Corea 2007.

La frase
"Esperamos mantener a los chicos juntos y hacer que sean jugadores a tener en cuenta en el futuro.
Son buenos y necesitan más trabajo para ser aún mejores. Es el comienzo del viaje para nosotros y es bueno que se está iniciando desde Asia, donde se inició en 1985, cuando el primer grupo jóvenes de las Super Aguilas ganó la Copa en China", Manu Garba, seleccionador de Nigeria.