El árbitro inglés Michael Oliver y sus compatriotas los árbitros asistentes Stuart Burt y Gary Beswick conformarán junto a Ricardo Monetro, de Costa Rica, el cuarteto encargado de impartir justicia en la final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Chile 2015 entre Malí y Nigeria. El partido se jugará el domingo 8 de noviembre en el estadio Sausalito de Viña del Mar.

Oliver pasó a integrar la lista de árbitros internacionales FIFA en 2012, aunque dirige en la Liga Premier de Inlaterra desde 2010. Su primer partido allí fue a los 25 años, convirtiéndose en el colegiado más joven en arbitrar un partido de esa prestigios competición. 

La final de consolación entre Bélgica y México, que se disputará como previa del encuentro decisivo el mismo día y en el mismo estadio, será dirigida por el árbitro Abdulrahman Al Jassim y los árbitros asistentes Taleb Al Marri y Saoud Almaqaleh, todos de Qatar. El cuarto oficial será Nick Waldron de Nueva Zelanda.