Irak hizo historia con la conquista en la India de su primer Campeonato Sub-16 de la AFC, al vencer a Irán por 4-3 a los penales en la final. El combinado de Qahtan Chitheer culminó así una compaña memorable, en la que se mantuvo invicto de camino al título continental.

Fue una final muy reñida con muchas ocasiones en ambos arcos. El máximo goleador iraquí, Mohammed Dawood, tuvo la más clara al estrellar un remate en el larguero a la hora de juego. Pero el 0-0 no se movió del marcador y al cabo de los 90', dado que el reglamento de la competición no contempla la disputa de una prórroga, el campeón se decidió desde el punto de penal. Y ahí, Dawood volvió a ser protagonista al convertir el penal de la victoria.

"Hoy hemos jugado bajo una gran presión, pero hemos sabido aprovechar las ocasiones en la tanda de penales", declaró el seleccionador ganador, Chitheer. "En general, hemos sido los mejores sobre el terreno de juego y al final hemos ganado. Quiero felicitar a mi equipo y a todo el pueblo iraquí. Ahora trataremos de mejorar y de seguir progresando antes de que llegue la hora de viajar al Mundial del año que viene".

El quinteto representante de Asia
Las 16 selecciones participantes en el torneo, celebrado entre el 15 de septiembre y el 2 de octubre, perseguían el objetivo de clasificarse para la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017. Al final, lo lograron Irak, Irán, Japón y la RDP de Corea tras alcanzar las semifinales continentales. Como la India está clasificada automáticamente por su condición de anfitriona, el continente más grande del mundo tendrá por primera vez cinco representantes en la fase final mundialista.

Irak empezó el campeonato con una electrizante remontada para imponerse a la defensora del título, la República de Corea, por 2-1 en su primer encuentro. Tras empatar con Malasia y Omán, pasó a cuartos como subcampeona de grupo, y allí eliminó a Uzbekistán por 2-0. En la semifinal, Irak se vio obligada de nuevo a remontar para vencer por 4-2 con tres goles en la segunda parte a Japón.

Irán arrancó con fuerza, y ganó un grupo que compartía con Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y la anfitriona, la India. Luego anotó cinco goles sin réplica contra una ilusionada Vietnam en cuartos de final y derrotó a la RDP de Corea en los penales para meterse en la final.

La campaña de Japón, sin embargo, fue de más a menos hasta terminar en una importante decepción. El conjunto de Hirofumi Yoshitake brilló en la fase de grupos con un registro impoluto, que incluyó goleadas por 7-0 contra Vietnam y por 6-0 contra Australia. Una victoria por la mínima sobre Emiratos Árabes Unidos puso a los japoneses en semifinales, donde no consiguieron dar la talla ante los iraquíes.

La RDP de Corea hizo gala de su característica determinación de camino a su quinta participación en el Mundial Sub-17. El equipo de Yun Jong Su terminó segundo, por detrás de Uzbekistán, en la fase de grupos, y después tuvo que echar mano de la tanda de penales para imponerse a Omán y regresar así al Mundial de la categoría.

La selección anfitriona, bajo la batuta del alemán Nicolai Adam, impresionó en su empate a 3-3 con Arabia Saudí, pero cayó contra Emiratos Árabes Unidos e Irán y quedó última de su grupo. Pese a los resultados, a falta de un año para la inauguración de la Copa Mundial Sub-17, la selección india sigue progresando y subiendo el listón de su juego con la intención de impresionar al mundo durante el certamen del año próximo.

Jugadores a seguir
La cita sirvió de escaparate para jóvenes de gran talento. Entre ellos, el iraquí Dawood, mejor jugador y máximo goleador de este torneo. El joven delantero inauguró su cuenta en el último partido del grupo, con el gol del empate 1-1 contra Omán. A continuación, marcó un doblete contra Uzbekistán, y en las semis contra Japón, vio puerta en tres ocasiones. “Es un futbolista excelente y estudia minuciosamente al rival”, comentó Chitheer sobre su jugador. "Tiene mucho talento y maneja los dos perfiles, lo que nos permite aprovecharlo por la izquierda y por la derecha".

También ha llamado la atención el mediocampista iraní Mohammed Ghaderi, máximo anotador de su equipo en este torneo, con tres goles. Utilizado como extremo izquierdo, el bajito Ghaderi ofreció un juego excelente en todo el campeonato y desarboló las defensas rivales con sus fascinantes internadas. Vio puerta en dos ocasiones durante la fase de grupos, contra Arabia Saudí y la India, antes de batir la meta de Vietnam.

Kye Tam, de la RDP de Corea, se convirtió en uno de los hombres más regulares de su equipo. Su seleccionador se refirió a él como "uno de nuestros mejores jugadores". A pesar de haberse perdido el primer partido por sanción, el mediocampista causó sensación en la victoria sobre Tailandia por 4-1. También anotó el gol del empate a 1-1 con Irán en tiempo reglamentario.

El japonés Takefusa Kubo, luego de su estancia en el Barcelona, registró un total de dos goles, primero contra Vietnam y a continuación contra Kirguistán. Con su sofisticado toque, su lectura del juego y sus disparos letales, figura entre los futbolistas más prometedores de Asia, que intentarán impresionar al mundo en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017.