Falta mucho para que inicie la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017. Sin embargo, el camino hacia la cita mundialista ya ha arrancado. Su primera etapa se recorrió, a primeros del mes de julio de 2016 ,y partió de la capital de Samoa, Apia; un tranquilo lugar con hileras de palmeras que difícilmente podría contrastar más con el ajetreo, ruido y colorido de la segunda nación más poblada del planeta, el lejando destino.

Cuatro aspirantes polinesios saltaron al campo en pugna por un billete para el Campeonato de Oceanía Sub-17 de febrero de 2017 en Tahití. Normalmente, Samoa parte como favorita cuando se mide con sus vecinas de Samoa Estadounidense, Islas Cook y Tonga. Pero el panorama futbolístico está cambiando en la parte oriental de Oceanía, ya que Islas Cook se impuso hace poco en la ronda preliminar del clasificatorio para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Al mismo tiempo, Samoa tuvo que recurrir a la diferencia de goles para salir airosa de la ronda inicial de la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™…

Alegría y dolor 
En la cita sub-17, una vez más, Samoa salió adelante por un margen muy exiguo. El cuadrangular estuvo tremendamente reñido, una muestra más del cambio que se está operando en la zona. Islas Cook, que necesitaba sólo un empate en su último compromiso, seguramente soñaba ya con su visita a Tahití cuando el reloj marcó los 90 minutos con 0-0 en el luminoso; pero el fútbol volvió a demostrar lo cruel que puede llegar a ser. Samoa metió dos goles en el tiempo añadido, obra de Osa Savelio y del capitán Willie Sauiluma, provocando una alegría desenfrenada en las filas locales y un punzante dolor en las de Islas Cook.

El combinado nacional más joven de Samoa se benefició de la experiencia de su seleccionador y estrella ofensiva de la selección absoluta, Desmond Faaiuaso, que brilló recientemente en la Copa de Naciones de la OFC. Faaiuaso lleva siendo una baza combativa y productiva para Samoa desde que empezó el nuevo milenio, y reforzó su condición de icono del fútbol nacional siendo el primer samoano en jugar en la liga neozelandesa.

Ahora, el delantero y entrenador afronta un reto muy diferente desde la banda, y ya mira hacia sus emparejamientos con los mejores del continente del próximo febrero. “Estuve muy nervioso hasta los últimos minutos, en que metimos dos goles preciosos”, afirmó Faaiuaso. “Fue una gran actuación. Soy muy afortunado por tener a este grupo de jugadores, que son muy especiales”.

Para el seleccionador de Islas Cook, Richard Anderson, el desenlace del torneo resultó un doloroso caso de déjà vu. El técnico inglés era el ayudante del seleccionador de la absoluta cuando Samoa los superó en unas circunstancias similares en el camino hacia Rusia 2018.

Tonga se hizo con el tercer puesto merced a una victoria y a un excelente empate contra la primera clasificada, Samoa. Esos buenos resultados suponen una vital inyección de moral para los tonganos tras su infructuosa campaña clasificatoria para Rusia 2018 del año pasado, con 0 puntos sumados en su propia casa. Y su seleccionador, Timote Moleni, estará especialmente contento, pues también dirige a la selección absoluta y ya puede ver que la savia nueva está lista para futuros retos.

Samoa Estadounidense alineó a ocho jugadores que disputaron la ronda preliminar de clasificación para el Mundial sub-20, que concluyó en Tonga apenas unos días antes. Por otra parte, también pudimos ver en el equipo a un jovencísimo centrocampista, Masila Siua, de 13 años.

Sentando unas sólidas bases 
Otro aspecto recurrente durante todo el certamen fue el hincapié en la posesión del balón y el juego de pases, lo cual apunta hacia un brillante porvenir para la creciente base de talentos de Oceanía. Asimismo, cada vez se incide más en poner en práctica las herramientas básicas que se necesitan para llegar a jugar en la selección absoluta.

“Para nosotros, como asociación nacional, es importante aprovechar las oportunidades como ésta para garantizar que nuestros chicos adquieran una valiosa experiencia contra otras selecciones nacionales”, señaló Anderson. “Cuando lleguen a la categoría absoluta, tendrán estas experiencias internacionales como bagaje, y esperemos que eso sea una buena baza para Islas Cook en futuros grandes campeonatos”.

El Campeonato de Oceanía Sub-17 se celebrará en Papeete entre el 11 y el 24 de febrero. El Grupo A del certamen octogonal incluye a Tahití, Vanuatu, Nueva Caledonia y Papúa Nueva Guinea, mientras que Fiyi, Islas Salomón y Samoa deberán enfrentarse a la campeona Nueva Zelanda en la otra parte del cuadro.