Hace casi 14 años, el 20 de septiembre de 2002, el fútbol yemení logró un hito histórico con la victoria de su selección frente a China en las semifinales del Campeonato Asiático Sub-17. La gesta les abrió además las puertas de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2003, que a día de hoy sigue siendo el único torneo de la FIFA en el que ha participado el país.

El rendimiento de Yemen en Finlandia estuvo algo por debajo de sus expectativas, con un solo punto cosechado en tres partidos. Pero en su primer encuentro, el seleccionador Amen Al Sunaini y los suyos plantaron cara (3-4) a Portugal, campeona de Europa, antes de empatar (1-1) con Camerún, campeona de África, en el segundo.

En su último compromiso dentro del Grupo C, cayeron por 3-0 a manos de Brasil, que finalmente se impondría en la final a la España de Cesc Fàbregas (1-0). Pese a que terminaron últimos en la tabla, los yemeníes se marcharon de Finlandia con un buen sabor de boca tras su primera, y hasta ahora única, Copa Mundial Sub-17 de la FIFA.

El técnico Amen Al Sunaini rememoró aquella experiencia ante el micrófono de FIFA.com: "Es un bonito recuerdo para todos los yemeníes. Nos sentimos muy felices y orgullosos de nuestra participación en la fase final, dejamos una hermosa huella en la historia del fútbol yemení".

El seleccionador, que entonces tenía 38 años, repasó con nosotros aquellos tres duelos, con Portugal, Camerún y Brasil. "Clasificarse para la Copa Mundial es un honor para cualquier entrenador y para cualquier federación. En Finlandia 2003 fuimos el único combinado árabe y para mí fue un gran orgullo disputar aquella competición. Nuestro grupo era muy complicado, con Brasil, Camerún y Portugal, tres campeonas, la del mundo, la de África y la de Europa. De modo que nos medimos a dos campeonas continentales y a la futura vencedora del certamen. Esos tres choques fueron muy intensos para nosotros".

Retos y dificultades
Al Sunaini apunta al mismo objetivo con la formación que se prepara para abordar el Campeonato Asiático Sub-16, que tendrá lugar en India del 15 de septiembre al 2 de octubre. De ahí saldrán los representantes de la AFC para la cita mundial, que también organizará India en 2017.

El seleccionador, de 51 años de edad, reveló a FIFA.com su deseo de meterse en el bolsillo el billete para India 2017. "El cuerpo técnico, los directivos y los jugadores desean repetir la experiencia de Finlandia 2003 logrando de nuevo la clasificación para la Copa Mundial Sub-17. Sin embargo, las circunstancias son completamente distintas hoy en día a causa de la inseguridad reinante en Yemen, que afecta a todos los aspectos de la vida, incluido el deporte. No obstante, nosotros queremos hacer algo por el fútbol yemení y nuestra afición".

Para conseguirlo, los pupilos de Al Sunaini deberán superar a la RDP de Corea, Uzbekistán y Tailandia dentro del Grupo D. El técnico nos habló de sus contrincantes, que a priori parten con más posibilidades que sus muchachos. "Estos tres rivales son superiores a nosotros sobre el papel, pero en el fútbol nada es imposible. Haremos todo lo posible a pesar de los modestos medios con los que contamos y la breve preparación. Somos ambiciosos y tenemos confianza en nuestros jugadores, que son muy prometedores. Espero que nuestros resultados sean positivos. La RDP de Corea y Uzbekistán son las dos últimas campeonas sub-16 de Asia y por lo tanto parten como favoritas para pasar a la siguiente ronda. Tailandia no es peor que nosotros, así que nuestras opciones son las más limitadas. Con todo, esperamos no dar la razón a los pronósticos".

Al Sunaini nos contó las dificultades que ha tenido que afrontar el colectivo antes del Campeonato Asiático Sub-16, y que pueden mermar sus posibilidades de estar en India 2017: "Nos clasificamos para el Campeonato Asiático en el último momento, tras la suspensión de Kuwait. Podemos considerarnos afortunados de estar ahí. Eso ha tenido un impacto en nuestra preparación, por no hablar de la guerra que asola actualmente nuestro país y que ha provocado el cese de todas las actividades deportivas. Pese a todo, yo espero que podamos conseguir los resultados deseados gracias al apoyo de la Federación y de sus directivos".

¿Quién sabe?, a lo mejor la tan ansiada clasificación se convierte en realidad y Yemen y Al Sunaini pueden volver a repetir la gesta de hace 14 años.