• Anotó 3 goles y dio 1 asistencia ante EEUU
  • Como trofeo, se llevó el balón del partido
  • Su rival será Alemania o Brasil: "No nos da miedo nadie"
Ágil, rápido y eficiente. Rhian Brewster todavía no había sacado a relucir esta tercera cualidad en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017. Sin embargo, el delantero inglés parece haberse reencontrado con el gol en la fase decisiva del torneo. "Es verdad, he desperdiciado algunas ocasiones. ¡Pero, bueno, hoy he marcado tres!", comenta a FIFA.com el héroe del triunfo por 1-4 de la selección inglesa sobre Estados Unidos en cuartos de final, mostrando el balón del partido.

"Me lo pienso llevar a casa. Ahora quiero que me lo firmen mis compañeros y, después, lo enmarcaré", anuncia Brewster. Autor de una tripleta y una asistencia en Goa, el atacante metió a los jóvenes Tres Leones por primera vez en unas semifinales de la Copa Mundial Sub-17, y suma ya cuatro tantos en el torneo.

Brewster sacó a relucir sus cualidades en todas las acciones decisivas del partido. Primero, estuvo donde tienen que estar los buenos goleadores y aprovechó un balón rechazado para subir el 0-1 al marcador.

Luego dejó atrás a los defensores en la acción del 0-2 gracias a su velocidad.

El tercer gol de Inglaterra fue fruto de una jugada que él mismo inició en su propio campo, y el 1-4 lo estableció desde el punto de penal, después de que un defensor lo zancadilleara dentro del área.

  • Ágil
    Brewster destacó como único delantero de los suyos gracias a su movilidad. Los habilidosos extremos Philip Foden y Callum Hudson-Odoi lo buscaron continuamente y, casi siempre, lo encontraron. Llamó especialmente la atención su insistencia en desmarcarse entre los dos centrales. "Quizá fue una de las claves de hoy. Sabíamos que el 6 de ellos no juega de central habitualmente, por eso intenté aprovechar mi velocidad una y otra vez".
  • Rápido
    La velocidad de sus acciones evocan ya el fútbol de Juergen Klopp. De hecho, Brewster milita en el Liverpool FC y ya ha entrenado en alguna ocasión con el primer equipo. Su velocidad, tanto al arrancar como en los metros finales, es notable y muy difícil de defender. "No soy de esos delanteros altos y fuertes", dice con una sonrisa, casi disculpándose. "Por eso intento siempre hacer valer mi velocidad. Hoy me ha salido bien, sobre todo en el segundo gol".
  • Eficiente
    Brewster envió al fondo de la red las dos primeras ocasiones de las que dispuso, algo que siempre es importante y que da seguridad al delantero. Y su lanzamiento desde los once metros fue, sencillamente, imparable. "Ha sido un día fantástico, me ha salido todo bien. Lógicamente, espero que siga siendo así, pero este partido es uno de los mejores momentos de mi carrera".

Lo que viene...
En semifinales, el rival será Brasil o Alemania. "Nos da igual quien sea, no nos da miedo nadie". Además, gracias a su combinado sub-20, Inglaterra demostró hace escasos meses en la República de Corea que ya sabe lo que significa ganar de nuevo un Mundial. "A nosotros también nos gustaría, claro. Ellos son nuestra inspiración".

Y los ingleses tampoco han de tener miedo ante una hipotética tanda de penales contra Alemania, porque anotaron los cinco que lanzaron en el duelo de octavos contra Japón. "No, eso tampoco nos daría miedo. ¡Somos Inglaterra!", afirma Brewster con confianza, golpeándose con la mano el escudo que luce en el pecho.