• Marcó un gol clave en la victoria sobre España
  • El ariete del Liverpool ganó la Bota de Oro adidas como máximo goleador
  • "Demuestra que el fútbol en Inglaterra está evolucionando"

La definición de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017 se recordará durante mucho tiempo, por haber deparado una de las finales más entretenidas que haya visto el mundo del fútbol últimamente.

E indudablemente, quedará grabada en la memoria del delantero Rhian Brewster y sus compañeros de la selección inglesa, tras haberse proclamado campeones de la manera más extraordinaria posible.

Tras ir perdiendo por 0-2 ante España en el tramo final del primer periodo, Brewster marcó el punto de inflexión para los Tres Leones con un remate de cabeza al filo del descanso. Fue el detonante que necesitaba Inglaterra, que metió cuatro goles más en el segundo tiempo para conquistar su primer título mundial de la categoría.

“Marcar justo antes del descanso fue clave, porque, al establecer el 2-1, marcase quien marcase el siguiente gol iba a resultar bastante crucial”, confirma Brewster, en declaraciones a FIFA.com después de la final. “Me hizo feliz meter mi octavo gol del campeonato y ganar por 5-2”.

Espíritu combativo
Cuando más hacía falta una reacción ante el marcador adverso, el combinado de Steve Cooper halló la energía necesaria para rubricar una remontada que los 66.684 espectadores del estadio Vivekananda Yuba Bharati Krirangan no olvidarán fácilmente.

“Cuando íbamos perdiendo 2-0, pensábamos: ‘Hemos salido aquí a jugar’; pero sabíamos que, si marcábamos goles rápidos, volvía a ‘haber partido’”, relata el joven del Liverpool. “Así lo hicimos en el segundo tiempo, y vencimos con comodidad al final. Sencillamente, fue una actuación increíble por parte de los chicos”.

El trofeo del Mundial sub-17 no fue la única recompensa que se llevaron los Tres Leones. Mientras su compañero de selección Philip Foden se hacía con el Balón de Oro adidas como mejor jugador del certamen, Brewster se adjudicaba la Bota de Oro adidas como el máximo goleador de India 2017.

“Al principio, metí un gol en tres o cuatro partidos, por lo que obtener la Bota de Oro y firmar un par de hat tricks es una sensación increíble”, resalta Brewster. “He disfrutado de cada momento en este campeonato. Ha sido un mes magnífico”.

Futuro brillante
El triunfo en la India pone el broche de oro a un año extraordinario para las selecciones inglesas de categorías menores. Junto con su primer título mundial sub-17, los Tres Leones también se impusieron en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017 y en el Campeonato de Europa sub-19.

Para Brewster, haber conquistado estos campeonatos pone de relieve que el futuro de Inglaterra se antoja brillante. “Demuestra que el fútbol en Inglaterra está evolucionando. Somos buenos técnica y tácticamente, y tenemos espíritu combativo”, asevera el delantero. “Eso es lo que veremos en las selecciones inglesas [en el futuro]”.