• El 10 español jugó con Irán condicionado por una amarilla
  • ¿Cómo es hacerlo con el riesgo de perder una semifinal?
  • Igual anotó un golazo: "Quise colocar el balón ahí"

No debe ser fácil afrontar un partido de cuartos de final de una Copa Mundial de la FIFA sabiendo que una amarilla puede dejarte afuera de la semifinal. El volante de España Sergio Gómez sabe de qué se trata el asunto.

"Mentiría si dijera que no se me cruzó por la cabeza en algún momento del partido, pero nunca condicionó mi manera de jugar", reconoce el 10 de España a FIFA.com, quien además anotó un verdadero golazo de zurda en el merecido triunfo sobre Irán por 3-1 en Cochín.

"Creo que si uno piensa mucho en eso tiene más riesgo de llegar tarde a una jugada, o cometer un error. Incluso puedes hacer las cosas bien e igual recibir una amarilla, como le pasó hoy a Lara. Por eso lo mejor es jugar sin miedo y concentrado".

  • El 10 en India 2017
    Partidos: 5 | Minutos por partidos: 84,58
    Goles: 2 | Asistencias: 1

Gómez se volcó durante todo el primer tiempo y buena parte del segundo sobre izquierda, pero luego pasó al medio, un área del campo con mayor riesgo al roce. Incluso un par de veces debió perseguir a rivales a la par o de atrás, pero nunca se vio obligado a ir al piso, por ejemplo.

"Insisto, incluso en esos segundos puntuales jamás pensé en la posibilidad de otra amonestación. Cuando estás en medio de la jugada sólo te cruza cómo hacer para ganar el balón y nada más".

Gómez confiesa que su entrenador Santi Denia no le dijo nada al respecto en la previa, pero sí que fue tema de conversación con algunos compañeros. "Nadie se quiere perderse la semifinal de un Mundial, aunque tampoco le dimos tanta importancia".

Ahora jugará liberado ante Malí, un  rival de mayor potencia física. "Hacerlo sin esa presión es un alivio, pero todo sea por ganar. Si me decían antes del juego con Irán que para pasar a semifinales yo debía recibir otra amarilla, lo hubiera aceptado sin dudar".

Santi, sobre el tema
"Jamás hablo del asunto con mis jugadores porque la experiencia me marca que es un foco de presión extra para ellos. Si les pongo en la cabeza que ataquen del balón de tal o cual manera, o que se cuiden de hacerlo, los condiciono y es peor. Gómez se salvó, pero Lara no. Así es esto".

Gómez sobre...

  • Su gol. "Cuando recibí y me vi solo, levanté la cabeza y pateé. Si hubiera estado marcado, le habría dado el paso a un compañero".
  • ¿En serio la quiso colocar ahí? "¡Sí, le apunté ahí, lo juro!" (risas)
  • ¿Volante por afuera o interno? "Donde me ponga el Míster. Por afuera tengo más recorrido, por adentro más contacto con el balón y más opción de remate, como hoy. Me gustan ambas posiciones".
  • Malí, su rival en semifinales. "Físicamente son fuertes, pero nosotros somos España y jugaremos como España".

Una pared más...

  • ¿Por qué futbolista? "Por mi abuelo  y por mis tíos. Siempre les gustó el fútbol. Mi abuelo regaló mi primer balón".
  • ¿Admira a...? "Iniesta. No sólo es un enorme jugador, pero una persona muy humilde".