• India, decepcionada por caer en su estreno
  • "Aprendimos del revés", dice el arquero Moirangthem
  • Colombia, su próximo rival por el Grupo A
Quienes llevaban tanto tiempo esperando a que la India dejase su impronta en un torneo de la FIFA son plenamente conscientes de la relevancia de lo vivido el viernes por la noche en el estadio Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi.

Su primer compromiso del Grupo A de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, ante Estados Unidos, había despertado grandes expectativas, y el entusiasmo era máximo, hasta el punto de que asistió el Primer Ministro, Narendra Modi.

Se esperaba que los anfitriones pudiesen aprovechar la ocasión para empezar su campaña con buen pie. Por desgracia, el adversario estadounidense acudía con otras intenciones, y demostró sus cualidades imponiéndose por 3-0, a pesar del enorme apoyo brindado a los indios desde las gradas durante todo el choque.

“Básicamente, este ha sido el partido más complicado, ya que jugábamos delante de muchísimo público, y era la primera vez que competíamos [en un encuentro de un torneo de la FIFA]”, explicó a FIFA.com el arquero Dheeraj Moirangthem después del duelo del viernes.

“Estamos decepcionados por el 3-0, porque pudimos haberlo hecho mucho mejor. Pero hoy hemos aprendido mucho, así que creo que en los próximos partidos intentaremos rectificar y desplegar un mejor juego”.

Una vez dejado atrás este primer duelo, la India se concentrará ahora en el partido del lunes ante Colombia, en el que los dos conjuntos aspiran a sumar sus primeros puntos de la liguilla, después de que los sudamericanos perdiesen 1-0 ante Ghana en su debut. Dheeraj lo considera una oportunidad para ofrecer una buena imagen.

“Lo de hoy pudo haber sido totalmente distinto, porque era la primera vez que jugábamos con la selección delante de tantísima gente, y es posible que los jugadores estuviesen un poco nerviosos al principio del partido”, afirmó. “Pero ahora ya sabemos lo que es, y esperamos tener más confianza y llegar más preparados para darlo todo”.

El técnico portugués Luís Norton de Matos, seleccionador de la India, es plenamente consciente del impacto que tendrá este certamen sobre el desarrollo del fútbol en el país.

“Lo que es importante para nosotros es que vamos a aprender en todos los partidos”, señala Matos. “Si seguimos participando en este Mundial, creo que el gobierno [indio] y la Federación cuentan con un plan para el futuro, y ese es el punto de partida. Ahora que ya tienen la primera experiencia [de un partido], es posible que afronten el próximo con más confianza, porque saben lo que les espera”.