• Abdourahmane anotó el primer gol de Níger en un Mundial
  • La camiseta y las botas que usó en Cochín ya tienen destino
  • El seleccionador Tiemoko analizó el éxito y el futuro

En la cara de Salim Abdourahmane hay una mezcla de cansancio y satisfacción, pero la sonrisa le sale fácil cuando habla de su gol. Y es que no fue un gol cualquiera, sino uno histórico. Uno que le permitió a Níger ganar en su debut absoluto en una competición FIFA.

"¡Veré la repetición todas las veces pueda", dice a FIFA.com el muchacho de 16 años, responsable del 1-0 sobre la RDP Corea por la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017.

"Cuando la pelota tocó la red me volví loco. Pensé en que todo el país estaba mirando el partido en televisión y lo que estarían viviendo en mi casa. Es un instante que me acompañará para toda la vida".

Lo mismo que la camiseta 19 y el par de botas que utilizó en la noche de Cochín, según se encarga de aclarar. "Me los quedaré para siempre. No sólo serán un hermoso recuerdo, sino un pedazo de historia para el fútbol de mi país. Cuando tenga hijos, se los podré mostrar con orgullo".

A Salim no le interesa reflexionar sobre qué lugar ocupará su apellido en esa historia del fútbol nigerino, sino sobre el presente. "Me pone feliz que mi gol haya ayudado al equipo. No hay nada más importante que la victoria".

Entre el ahora y el mañana
El rostro del seleccionador Ismaila Tiemoko, en cambio, se mantiene serio. Apenas esboza una sonrisa cuando alguien lo felicita por el triunfo. "Por ser el primer partido en un torneo como este, estamos satisfechos. Creo que todo el país debe estar feliz por la victoria", dice sin alzar la voz.

 A la hora del análisis, destaca un elemento a corregir: la falta de efectividad que exhibió tras el gol, y que no le permitió definir antes el encuentro ante los norcoreanos. "Creo que tiene que ver con la falta de experiencia. Trabajamos para mejorar, pero la experiencia lleva tiempo".

Un tiempo que este grupo de jugadores tendrá por delante, según afirma Tiemoko. "Son el futuro del fútbol de Níger. El país será sede del Campeonato Africano Sub-20 en 2019, y ellos serán la base de ese plantel".

En lo que respecta al Mundial Sub-17, el seleccionador no le teme ni a España, su próximo rival, ni a Brasil, con quien cerrará su participación en el Grupo D. "A nivel mayores sí son selecciones que intimidan, pero no a este nivel. Este es un torneo abierto para todos".