• Malí revalida su título africano sub-17
  • En la final, vencieron 1-0 a Ghana
  • Malí, Ghana, Guinea y Níger, clasificados a Mundial
En ausencia de Nigeria, campeona de las dos últimas ediciones del Mundial, Malí hizo honor a su condición de finalista de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2015 adjudicándose la Copa Africana de Naciones Sub-17 2017, la segunda consecutiva que logra, celebrada en Gabón.

Los jóvenes Aguiluchos vencieron a Ghana en la final, mientras que Guinea, que se impuso a Níger en el partido por el tercer puesto, completó el podio. Estas cuatro selecciones serán pues las que representen a África el próximo octubre en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017.

El campeón
Malí fue de menos a más para conquistar su segundo título africano sub-17. Después de empatar a 0-0 frente a Tanzania en su estreno en el Grupo B, cumplió en su segundo compromiso, contra Níger (2-1), antes de desplegar al fin todo su potencial en la tercera jornada, doblegando a Angola (6-1).

La semifinal fue una reedición del duelo de esa misma fase de 2015, ante Guinea. Y al término del choque, los malienses sonrieron de nuevo, como en Níger 2015, esta vez gracias a un imperioso Youssouf Koita. El guardameta mantuvo su arco intacto durante 90 minutos (0-0), para luego brillar especialmente en los penales: ¡con tres atajadas y un balón al travesaño en los cuatro primeros lanzamientos!

La final, contra Ghana, también se decidió desde los once metros. En el minuto 22, un penal ejecutado por Mamadou Samaké fue rechazado por el arquero contrario, pero el propio jugador aprovechó el rechace para enviar el esférico al fondo de las mallas. Sería el único tanto del partido, y permitió a Malí convertirse en el primer país que revalida su título de la categoría.

Los otros clasificados
Ghana
, bicampeona del mundo a pesar de estar ausente de la edición de 2015, se topó con un adversario demasiado potente en la final. Con todo, la decepción no impedirá que los hombres de Samuel Fabian olviden su magnífica trayectoria rumbo a la medalla de plata, con un balance de nueve goles a favor y ninguno en contra en la fase de grupos y un triunfo en los penales de la semifinal sobre Níger.

Al igual que la Mena, Guinea también sucumbió a las puertas del encuentro por el título en los penales, contra Malí. Y en la final de consolación, la Syli guineana ganó 3-1, haciéndose así con el tercer puesto por segunda edición consecutiva.

Los objetivos en la India:
“Ganar el Mundial y desplegar el fútbol distintivo de Ghana”.
Samuel Fabian, seleccionador de Ghana


“Nuestra meta principal es en primer lugar la clasificación para cuartos de final, y después progresar a partir de ahí”.
Souleymane Camara, seleccionador de Guinea

“Hacer honor al continente africano, porque representamos a África, y luego a Malí. Tenemos que mejorar nuestro puesto de subcampeones del mundo”.
Jonas Kokou Komla, seleccionador de Malí

“Esperaremos a conocer a nuestros adversarios para pronunciarnos, pero estamos convencidos de que vamos a tener una buena prestación, porque el fútbol nigerino está en fase ascendente”.
Ismaila Tiemogo, seleccionador de Níger

Otras lecciones
Duro revés para los anfitriones
Gabón, designado organizador del torneo en sustitución de Madagascar, y por tanto clasificado en calidad de país anfitrión, no supo aprovechar su segunda oportunidad. Pese a contar con el apoyo de un público que llenó los estadios, el conjunto local perdió sus tres partidos de la liguilla, recibiendo once goles y marcando apenas uno.

Leones domados
Camerún, campeón sub-17 de África en 2003, también se dio de bruces con la realidad, al no superar la fase de grupos tras recibir un abultado 4-0 a manos de Ghana en su estreno y empatar luego a 1-1 con Guinea. El triunfo por 1-0 contra Gabón fue insuficiente para alcanzar las semifinales y poder estar en la India.

Clasificación de la fase de grupos:
Grupo A: Ghana (7 puntos), Guinea (5), Camerún (4), Gabón (0)
Grupo B: Malí (7 puntos), Níger (4), Tanzania (4), Angola (1)

Jugadores a seguir
Todavía tienen mucho que demostrar, pero algunos jugadores aprovecharon la prueba continental para empezar a labrarse una reputación. Eric Ayiah, capitán de Ghana, se proclamó vice goleador del torneo, con cuatro dianas, a pesar de no ver puerta en la final.

La gran compenetración que muestra con Ibrahim Sulley también podría causar estragos entre sus rivales en la India. En el cuadro maliense, el desempeño de Youssouf Koita bajo palos fue decisivo en la consecución del título, al igual que el liderazgo y la técnica de Mohammed Camara en el mediocampo.

En el equipo guineano, Djibril Touré brilló por su sentido táctico, su visión del juego y sus goles: con seis, fue el máximo artillero. Se potenció gracias a su asociación con el organizador Aguibou Camara, una combinación que rindió enormes frutos a su selección.

Por último, Níger dispone de muchachos de gran talento en los dos extremos de la cancha, Abdoul Karim Tinni para perforar las metas contrarias y Khaled Lawali Ibrahim como encargado de proteger la suya.