Un año antes de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019, Francia organizará la novena edición de la prueba reina sub-20. Y mientras que la competición absoluta tendrá como escenario nueve ciudades de todo el país, su hermana pequeña se disputará en una única región que no se ha elegido al azar, Bretaña.

Bretaña es una región costera situada al oeste del país y uno de los rincones más bonitos de toda Francia. Pero más allá de su belleza, de su singularidad geográfica y de su marcada identidad cultural, es ante todo una tierra de fútbol. De hecho, es la más representada en la élite nacional.

Tres de sus clubes figuran ahora mismo en la Ligue 1, el Stade Rennais, el FC Lorient, y el En Avant de Guingamp. Sin olvidar que el Stade Brestois fluctúa normalmente entre la Ligue 1 y la Ligue 2. En cuanto al fútbol femenino, el Guingamp se cuenta asimismo entre los grandes.

Además, es la entidad en la que se formó una de las grandes promesas de esta disciplina, Griedge M’Bock Bathy, nacida en Brest. La defensa internacional, que dio sus primeros pasos en el EAG, luce hoy los colores del Olympique Lyonnais, y entre otros galardones ya posee el Balón de Oro de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Azerbaiyán 2012 , y el Balón de Plata de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Canadá 2014.

"A Bretaña le encanta el fútbol femenino", confirmó recientemente la joven al periódico L'Equipe en vísperas de un partido celebrado en Lorient. También Clarisse Le Bihan, Eugénie Le Sommer y Camille Abily, todas ellas habituales de la selección francesa, son bretonas y a mucha honra.

 



Bretaña en breve
Bretaña es una de las 26 regiones de Francia. Está compuesta por cuatro departamentos, Costas de Armor, Finisterre, Ille y Vilaine y Morbihan, y tiene alrededor de 3,1 millones de habitantes (el 5% de la población nacional). Bañada al norte por el canal de la Mancha y al sur por el océano Atlántico, es famosa por sus espléndidos paisajes marítimos, no en vano tiene 1.100 kilómetros de litoral. Esta cifra puede duplicarse si tenemos en cuenta sus numerosas islas. Es más, con sus más de 1.000 islas e islotes concentra casi el 70% de las entidades insulares de la Francia metropolitana.

Bretaña también se caracteriza por sus lugares legendarios (Brocelianda, Huelgoat…), sus platos típicos (crêpes, galette, sidra o kouign amann), y su gran tradición musical (los festivales Vieilles Charrues, Transmusicales y Fest-Noz). Esta fascinante región de origen celta mira al futuro sin olvidar sus profundas raíces, que le otorgan esa identidad de la que sus habitantes están tan orgullosos.

¿Sabías que…?

  • Muchas grandes figuras del fútbol proceden de Bretaña. A las jugadoras ya mencionadas hay que añadir los nombres de Yoann y Christian Gourcuff, Paul Le Guen, Corentin Martins y Stéphane Guivarc’h. Y se podría incluir a un célebre delantero argentino nacido en Brest: Gonzalo Higuaín.
  • Nantes no forma parte de Bretaña administrativamente desde 1941. Este es uno de los motivos de la enorme rivalidad que existe entre Rennes, nueva capital de la región, y Nantes, la antigua. Para los aficionados, los partidos entre los dos equipos, lo que se denomina el derbi bretón o derbi del oeste, son la ocasión perfecta para recordar esta escisión histórica.
  • El Saint-Brieuc SC se proclamó campeón femenino de Francia en 1989. Sin embargo, ningún club bretón masculino ha ganado jamás la Ligue 1, aunque sí la Copa de Francia, y en varias ocasiones: el Rennes en 1965 y 1971, el Lorient en 2002 y el Guingamp en 2009.
  • Con sus 150.000 licencias emitidas en más de 1.000 clubes, Bretaña cuenta con uno de los ratios más elevados de Francia en cuanto a número de licencias por habitante.
  • Bretaña posee su propia selección de fútbol, la Selección de Fútbol de Bretaña. El combinado, que no es oficial, está compuesto por jugadores naturales u originarios de la región y está auspiciado por la Federación Bretona de Fútbol (BFA). A lo largo de los años se ha enfrentado a rivales como Camerún (21 de mayo de 1998), República del Congo (20 de mayo de 2008), Togo (21 de mayo de 2010) y Guinea Ecuatorial (2 de junio de 2011). Su actual entrenador no es otro que Raymond Domenech.