Cuatro goles y dos asistencias. La nigeriana Asisat Oshoala fue más ‘Superzee’ que nunca ante la RDP de Corea, firmando la actuación más importante de su carrera para llevar en volandas a Nigeria hasta la gran final de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2014. Días antes de su tarde estelar en Moncton, en una entrevista con FIFA.com, la delantera se había revelado, sobre todo, como una chica feliz. Ahora, seis de sus compañeras, una por cada acción decisiva de Oshoala, nos descubren más cosas de ella.

Courtney Dike: Una buena compañera de habitación
El primer gol de Nigeria, obra de Courney tras pase al hueco de ‘Superzee’, demostró su buen entendimiento sobre la cancha. “¡Hace mi trabajo mucho más fácil!” explica riendo. Quizás esa química entre ambas tenga que ver con el hecho de que son compañeras de cuarto. “Me ha ayudado un montón a integrarme en el equipo, y es genial. Además, ¡no ronca!, aunque a veces se despierta en mitad de la noche y se pone a tocar música”. 

Ugo Njoku: Confianza en su fortaleza
Cuando Oshoala marca, siempre acude a celebrar el tanto junto Njoku, compañera suya en la selección y en el Rivers Angels nigeriano. Y ambas acaban siempre bailando. Hoy no fue una excepción. “Sí, nos encanta bailar y celebrar, ¡y a todo el equipo!”, afirma. Para muchos, la actuación de ‘Superzee’ está siendo una de las sorpresas del torneo, pero no para la defensora. “Antes del Mundial ya pensaba que podía hacer algo así, porque creo en ella y en su gran fortaleza”.

Uchechi Sunday: La compañera de ataque ideal
Una vez más, Sunday entró a la cancha… y las primeras de cambio hizo gol gracias a un centro desde la derecha de Oshoala. “¡Es una jugada que practicamos mucho en los entrenamientos! Y como también jugamos juntas en el Rivers Angels nos entendemos a la perfección”, señala. Sunday es la viva imagen de un ‘9’ puro, y por eso le gusta tener cerca a Oshoala… pero jugando por detrás”. Cuando estamos juntas en la cancha me gusta tenerla jugando como segunda punta. Así me puede dar asistencias como la de hoy”, comenta sonriente.

Sarah Nnodim: Mejor futbolista que cantante
Entre gol y gol, Oshoala tuvo que retrasar su posición a la de defensa por la lesión de Sarah, aunque la central pudo regresar a la cancha y así ‘Superzee’ tuvo tiempo de marcar su cuarto tanto de la tarde. “Ella ocupó mi lugar, y eso es bueno, porque refleja que somos un verdadero equipo y todas nos ayudamos”, subraya. Sarah es la líder del equipo en cuestiones musicales, así que es la más capacitada para valorar a su compañera. Y se muestra contundente: “Es mejor jugando al fútbol que cantando”.

Ebere Okoye: Liderazgo compartido con la capitana
Todo el equipo celebraba la soberbia actuación de Oshoala en el partido, pero alguien se mostraba especialmente orgullosa. “La veía jugando tan bien que me sentía emocionada. Emocionada y muy feliz”, nos cuenta la capitana. Sobre el césped, ella es quien luce el brazalete cuando Patience Okaeme no es titular, pero Ebere reconoce que el liderargo es compartido. “Es la jugadora del equipo a la que más queremos y la líder. ¡Y siempre da lo mejor de sí!”

Loveth Ayila: Una gran bromista
Aunque Loveth también es jugadora de ataque, hoy fue una de las encargadas de guardar las espaldas de su amiga Asisat. “Es muy divertida. ¡Se pasa el día gastando bromas!”, revela. La volante, que también comparte vestuario con ‘Superzee’ en su club, se atreve a hacernos una promesa. “Asisat llevó a hombros al entrenador porque es la más fuerte y la única capaz de hacerlo, pero si el domingo ganamos, prometo que todas la llevaremos a hombros a ella. ¡Y vamos a ganar!”