La FIFA se ha implicado con las periodistas deportivas en activo y en ciernes de Papúa Nueva Guinea albergando un taller en colaboración con la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2016.  

Una docena de mujeres participan en el programa Women in News and Sport (WINS), emprendido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia, y concebido para formar y orientar a las periodistas deportivas en la región de Asia-Pacífico.

El programa, que abarca un abanico diverso de competencias mediáticas, busca orientar a las participantes en un gran acontecimiento deportivo, así como promover la participación de las mujeres en el deporte de élite y comunitario, y amplificar las voces femeninas en la cobertura informativa de deportes.

Papúa Nueva Guinea es el primer país donde tiene lugar el programa WINS, y también participan mujeres de Samoa y Tonga. 

Este miércoles en Port Moresby, las participantes pudieron gozar de las aportaciones de varios ponentes de la FIFA, encabezados por Alex Scott, jugadora internacional inglesa y activista de la campaña por la eliminación de la violencia #ENDViolence, y por Sarai Bareman, directora de Fútbol Femenino de la FIFA.

Entre los diversos ámbitos tratados figuraban la retransmisión y los comentarios televisivos, el periodismo en Internet y las redes sociales, funcionamiento de las competiciones, arbitraje y desarrollo técnico.

Una de las participantes en el taller era la ex atleta papú Mae Koime, dos veces olímpica en 100 metros, que actualmente está labrándose una carrera en el mundo de la comunicación. Koime destacó que el campeonato era una oportunidad excepcional para aprender un amplio abanico de competencias.

"Quiero volver y compartir lo que he aprendido aquí con las mujeres que se dedican al periodismo deportivo", afirmó. "Como responsable de comunicación y periodista, es importante tener mujeres participando. Poder trabajar en el campeonato ha sido una experiencia realmente magnífica para nosotras, porque las grandes competiciones son poco frecuentes aquí".

"También ha sido estimulante escuchar las experiencias y la trayectoria de Sarai (Bareman)", añadió Koime. "Al ser también de la región del Pacífico, la mayoría de nosotras hemos tenido experiencias similares, en un entorno dominado por los hombres. Espero poder poner en práctica algunas de las cosas aprendidas aquí, y cambiar la situación".

Las últimas palabras de inspiración y potenciación las pronunció Scott, quien también ha emprendido su propio arduo camino para llegar a la cima: "Se trata de ser mujeres fuertes, poderosas e independientes, y de creer en ti misma".