El emblema y el lema oficiales de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Papúa Nueva Guinea 2016 han sido presentados este 8 de marzo en una ceremonia en el Hotel Laguna de Puerto Moresby. El acto se ha celebrado coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, ocasión inmejorable teniendo en cuenta que el torneo pretende inspirar a mujeres y niñas a través del fútbol. La octava edición de esta competición se disputará del 13 de noviembre al 3 de diciembre en la capital de Papúa Nueva Guinea, Puerto Moresby.

El logotipo oficial fusiona la cultura tradicional con el torneo. Para ello, utiliza el contorno del trofeo oficial de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA como un lienzo e incorpora numerosos motivos y colores que representan el patrimonio cultural y natural del país.

"Es la primera vez que Papúa Nueva Guinea organiza este importante torneo y estamos deseando ver la emoción y el entusiasmo con los que el país vivirá esta edición del Mundial femenino sub-20 —explica Thierry Weil, Director de Marketing de la FIFA—. Es un honor presentar este logotipo, que refleja la belleza inigualable y el espíritu hospitalario de Papúa Nueva Guinea, rasgos esenciales para el éxito del torneo".

El lema oficial del torneo fue creado a fin de servir de motivación y empoderar a las jóvenes de todo el país. "Para inspirar, para destacar" es una consigna que concentra el objetivo esencial del torneo, es decir, servirse del fútbol como plataforma para fomentar la igualdad de género en una cultura tradicionalmente patriarcal.

"La igualdad de género continúa siendo una problema social importante en Papúa Nueva Guinea, pero esperamos que este torneo sirva para seguir concienciando a la sociedad y para impulsar un cambio hacia una sociedad más equilibrada", afirma David Chung, presidente de la federación nacional de fútbol del país oceánico.

Además del logotipo y el emblema oficiales, también se ha presentado la imagen oficial del torneo, que incluye elementos basados en diseños tradicionales papúes. La imagen oficial es un elemento versátil que conecta visualmente todos los componentes del torneo, desde los materiales empleados a lo largo de la competición hasta la decoración del estadio y a través de plataformas diversas.