Ayer
La Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2016 será la cuarta consecutiva para la República de Corea. En Papúa Nueva Guinea, el combinado asiático intentará repetir el éxito que cosechó en Alemania 2010, donde causó sorpresa al terminar tercero. Desde entonces, se ha mantenido sin problemas entre la élite mundial, alcanzando los cuartos de final en las dos ediciones posteriores. En su debut, en 2004, quedó fuera en la fase de grupos.

Hoy
La República de Corea tuvo una campaña clasificatoria dispar. Por un lado, sumó la friolera de 16 goles en sus victorias contra Irán y Tailandia. Pero por el otro, cayó por 1-0 frente a Japón y la RDP de Corea, dos de los pesos pesados del continente, antes de su contundente 4-0 con China que le otorgó el pase a la Copa Mundial.

¿Y mañana?
El fútbol femenino está en alza en la República de Corea desde 2010, cuando la selección sub-17 se proclamó campeona mundial pocos meses después de que la sub-20 alcanzara las semifinales de su categoría por primera vez en su historia. En 2015, la República de Corea regresó a la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ después de 12 años de ausencia, todo un hito para las Guerreras Taeguk. Así las cosas, los resultados y el rendimiento registrados por la sub-20 sugieren que la especial atención prestada al fútbol femenino en el país en la última década sigue dando sus frutos.