RP China
© Getty Images

Ayer
Pese a la espiral descendente en la que se ha visto inmerso a lo largo de la última década, el fútbol femenino se mantiene fuerte en China. La nación más poblada del mundo posee un magnífico registro en las competiciones juveniles: sus selecciones se proclamaron subcampeonas de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Tailandia 2004 y Rusia 2006. Desde entonces, sin embargo, las chinas no han conseguido superar la fase de grupos. En Chile 2008, las Rosas de Acero quedaron eliminadas a primeras de cambio en un grupo muy complicado, que compartían con la selección a la postre campeona, Estados Unidos, y la semifinalista Francia. A continuación, China se perdió Alemania 2010, y en Japón 2012 volvió a despedirse al cabo de la liguilla de grupos.

Hoy
La tumultuosa campaña de clasificación que ha seguido la RP China refleja a la perfección su situación actual. Las chinas comenzaron el camino con un empate a 2-2 en su propia casa contra la pujante República de Corea. Pese a perder por la mínima frente a la RDP de Corea (1-0), arrancaron una trabajada victoria a Australia (2-1), antes de igualar a 2-2 con Japón. Las pupilas de Wang Jun concluyeron la competición preliminar endosando una contundente goleada (8-0) a Myanmar, para terminar terceras y hacerse con el pase. "La derrota de Australia resultó decisiva", explicó Wang a FIFA.com sobre la trayectoria de las suyas. "Estamos en el Mundial, pero todavía nos queda un largo camino de preparativos para competir con las mejores del mundo".

¿Y mañana?
Wang Jun, antiguo jugador del Tianjin Teda, se ha centrado en la formación de la cantera del fútbol femenino desde que empezó su carrera de entrenador hace una década. Llevó al Tianjin hasta el título de la Copa Femenina de China hace dos años, y guió también al equipo juvenil de la ciudad hasta el tercer puesto de los Juegos Deportivos Nacionales el mismo año. Bajo sus órdenes, la selección nacional sub-20 ha progresado en los aspectos físicos y técnicos. Entre los talentos que él ha formado figuran la delantera Wang Shuang, autora de dos goles contra Australia, y su compañera en ataque Song Duan, máxima anotadora del equipo en la fase de clasificación, con cuatro tantos.