Ayer
La RDP de Corea posee un soberbio palmarés en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA. De hecho, es una de las selecciones que más éxitos ha cosechado en la historia del certamen. Pese a que no tomó parte en las dos primeras ediciones, 2002 y 2004, arrasó en Rusia 2006 ciñéndose la corona en su debut. La racha siguió en Chile 2008, donde solo sucumbió en la final, a manos de Estados Unidos. En 2010 y 2014 superó la fase de grupos, si bien cayó posteriormente ante la eventual campeona en ambas ocasiones. En Canadá 2014 quedó eliminada en semifinales y perdió el duelo por la tercera plaza frente a la brillante Francia.

Hoy
La RDP de Corea dejó patentes sus habituales cualidades en su campaña clasificatoria, disputada en China en 2015. Como siempre, su defensa se mostró hermética, aunque su registro goleador fue mucho más modesto que el de las grandes potencias continentales. Terminó la fase de grupos líder de la tabla y con pleno de puntos, pero con menos tantos marcados que la segunda, la República de Corea. Consiguió el billete para Papúa Nueva Guinea 2016 merced a su victoria por 2-0 frente al conjunto anfitrión en semifinales, antes de caer en los penales contra Japón en la final.

¿Y mañana?
La campeona de 2006 abordará la edición de 2016 como una de las favoritas. De ella se esperan grandes dosis de disciplina y espíritu de equipo, los atributos que la han hecho famosa. "Somos conscientes de que hay áreas en las que debemos mejorar", explicó el seleccionador de la RDP de Corea, Hwang Yong-Bong, tras lograr la clasificación. "Tenemos que seguir trabajando para mejorar el pase y el posicionamiento; podemos progresar en el futuro".