Nueva Zelanda

Ayer
Nueva Zelanda tiene un vínculo especial con la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA. De hecho, Canadá 2014 será su quinta participación consecutiva en el certamen. En su debut, en Rusia 2006, su primer viaje a una competición femenina de la FIFA en 15 años, cosechó su primer punto merced a un empate contra la todopoderosa Brasil. Dos años después, en Chile, estuvo a punto de hacer historia como el primer combinado neozelandés, masculino o femenino, en pasar a la ronda eliminatoria de un torneo de la FIFA, pero Inglaterra hizo añicos el sueño al igualar la contienda en el tiempo de descuento. Alemania 2010 fue una gran decepción, con tres derrotas. No obstante, las jóvenes Kiwis recuperaron el tono en Japón 2012, dónde solo la mala suerte les impidió alcanzar los cuartos de final, pese a los cuatro puntos conquistados, incluyendo un empate frente a las anfitrionas.

Hoy
Nueva Zelanda realizó una preparación muy modesta de cara a su campaña clasificatoria, si bien es cierto que sus rivales oceánicas han dado evidentes muestras de progreso. Las jóvenes Kiwis arrasaron ante Vanuatu (12-0) antes de imponerse a Tonga por un sorprendente y ajustado 1-3 y a Papúa Nueva Guinea, segunda clasificada, por 0-3, con el billete para Canadá en el aire hasta el último suspiro.

¿Y mañana?
Muchas internacionales juveniles neozelandesas han dado el salto a la absoluta en los últimos años, y el seleccionador, Aaron McFarland, aspira a mantener esta tendencia. Entre sus efectivos para la competición preliminar había 11 veteranas de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2012 y cinco jugadoras del actual combinado sub-17. Siete integrantes de la sub-20 han recibido su recompensa por su buen hacer de camino a Canadá 2014 al ser convocadas con la absoluta para la Copa del Algarve, a celebrar en marzo.

La posesión del balón forma parte de la filosofía de Nueva Zelanda en todas las categorías. "Uno de los principales aspectos del desarrollo es implantar un estilo basado en la posesión", explicó McFarland. "En el equipo contamos con jugadoras que se sienten cómodas con el balón y que atesoran una gran inteligencia y visión de juego".