Brasil
© FIFA.com

Ayer
La selección brasileña ha participado en todas las ediciones de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA, y casi siempre ha realizado buenas campañas. En 2002, 2004 y 2006, las muchachas brasileñas consiguieron dos cuartas posiciones y un tercer puesto, respectivamente. En 2008 no les acompañó la suerte, y tuvieron que medirse con Alemania en octavos de final. El equipo europeo, que acabaría colgándose el bronce, venció entonces 3-2. En 2010, Brasil no superó la primera fase, tras comenzar perdiendo 1-0 ante la RDP de Corea y empatar a 1-1 con Suecia. La goleada por 4-1 sobre Nueva Zelanda en la última jornada no bastó para evitar su eliminación. En el último certamen, disputado en Japón en 2012, el cuadro sudamericano volvió a caer en la liguilla, después de hacer tablas con Italia y Nigeria y ser derrotada por la República de Corea.

Hoy
Brasil viaja a Canadá como campeón de Sudamérica, por sexta vez. La Seleção, que se ha adjudicado todas las ediciones del torneo continental hasta la fecha, mantuvo su hegemonía imponiéndose por 2-0 a Paraguay en la final. Andressa abrió el marcador de penal a los 35 minutos del primer tiempo, tras una falta cometida dentro del área sobre la delantera Ludmila, que sentenciaría en el segundo periodo, al recibir un pase de la propia Andressa, regatear a dos defensoras y superar la salida de la guardameta contraria. Las brasileñas terminaron la competición invictas, con seis victorias y un empate. “Hemos rendido a un buen nivel en los partidos y conseguido buenos resultados, y nada más justo que lograr la clasificación para el Mundial y la medalla de oro”, declaró Patrícia Sochor.

¿Y mañana?
El conjunto sub-20 siempre ha sido el mejor campo de pruebas para las futbolistas que han llegado a la selección absoluta brasileña. Un ejemplo reciente es el de Darlene, sub-20 en 2007, 2009 y 2010. En diciembre de 2013, la artillera debutó con el primer equipo contra Chile, en el Torneo Internacional de Brasilia.