Ayer
Sólo cuatro selecciones han tomado parte en todas las ediciones de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA celebradas hasta la fecha: Nigeria, Brasil, Alemania y Estados Unidos. Y solo las alemanas ostentan un registro mejor en los tres últimos certámenes, dado que las Súper Halconas cayeron en la final dos veces precisamente a manos de las europeas, en 2010 y 2014. En 2012 nuestras protagonistas terminaron cuartas tras perder en semifinales contra Estados Unidos y en el duelo por la tercera plaza con Japón. Su rendimiento en estas tres fases finales dista mucho del exhibido en sus comienzos, ya que en 2002 y 2004 no lograron superar la primera ronda y en 2006 y 2008 quedaron eliminadas cuartos de final.

Hoy
Como estamos hablando del combinado más experimentado de África en categoría sub-17 y sub-20, con diferencia, lo más probable es que el técnico, Peter Dedevbo, tenga mucho donde elegir a la hora de confeccionar su lista. Pero, contrariamente a lo que pueda parecer, sus pupilas no lo tuvieron nada fácil para ganarse el billete para Papúa Nueva Guinea 2016. Sudáfrica tenía muchas posibilidades de dar la campanada en la última ronda, luego de marcar a domicilio en Abuya en la victoria por 2-1 de las locales. No obstante, cuando menos se esperaba, Chinwedu Ihezuo anotó el único gol de la vuelta, en Sudáfrica, que clasificó definitivamente a las Halconas. "Fue un encuentro duro, pero estábamos convencidos de que sellaríamos el pase al Mundial contra ellas", declaró Dedevbo, quien ya estuvo al timón de la formación en Canadá 2014. El entrenador, sin embargo, añadió que aún está considerando incorporar algunas caras nuevas.

¿Y mañana?
Nigeria ha gestionado con gran éxito la transición de sus jugadoras de la sub-17 y la sub-20 a la absoluta. La sub-20 también se ha beneficiado de este sistema, puesto que varias de sus integrantes ya tienen experiencia previa en la Copa Mundial Sub-17. En Papúa Nueva Guinea, la delantera Sophia Omidiji, afincada en Países Bajos, podría convertirse en la segunda futbolista nacida en Estados Unidos que representa al país en el certamen (la primera fue Courtney Dike en Canadá). Al igual que su predecesora, el padre de Omidiji nació en Nigeria, y no se descarta que ambas defiendan juntas los colores de las Súper Halconas en un futuro próximo. Omidiji dijo estar convencida de que el fútbol femenino de Nigeria seguirá siendo el modelo a seguir en el continente. "Creo que el futuro del fútbol femenino nigeriano es tan prometedor como el futuro del fútbol femenino africano en general".