Pese a la fuerte presencia de dos selecciones excitantes como la francesa y la nigeriana, las chicas alemanas lograron coronarse nuevamente campeonas del mundo en Canadá 2014.