En el primero de tres episodios, la estrella del Arsenal y de la selección inglesa observa los esfuerzos por controlar la violencia contra mujeres y niños en Papúa Nueva Guinea.