Ya falta poco para que caiga el telón de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013, y las selecciones de Francia y Uruguay afrontan un último compromiso importante antes de hacer las maletas. Después de jugar, cada una de ellas, seis partidos de los 51 del torneo antes de la final de Estambul, están a un solo paso de adjudicarse el primer título mundialista sub-20 de la FIFA de su historia.

El partido
Francia-Uruguay, Estambul, sábado 13 de julio, 21:00 (hora local)

El contexto
Aunque ambos países gozan de gran prestigio en el fútbol mundial, ninguno de ellos partía como favorito para alzar el trofeo cuando empezó la competición. Los dos fueron terceros de sus respectivos torneos clasificatorios continentales, y, si bien se les consideraba adversarios correosos —como corresponde a su renombre—, no figuraban en absoluto entre los principales candidatos.

Corroboraron esa impresión después de protagonizar sendas actuaciones irregulares en la liguilla. Sin embargo, a partir de entonces fueron de menos a más, e hicieron alarde de estilo y tenacidad contra algunos de los mejores equipos de Turquía 2013. Francia dio un golpe de autoridad al convertirse en el conjunto más realizador del torneo —hasta la fecha— tras endosar cuatro goles tanto a la selección anfitriona, Turquía, como a Uzbekistán, para luego deshacerse de una valerosa Ghana en semifinales, con una mezcla de habilidad en el juego entre líneas y calidad en la finalización. Yaya Sanogo, aspirante a bota de oro del certamen, agradecerá sin duda el apoyo que ha recibido de sus compañeros Pogba, Kondogbia, Thauvin, Digne y Bahebeck para desarmar a las defensas rivales.

Uruguay, por su parte, ha demostrado la garra charrúa en las rondas eliminatorias, al ver puerta en los instantes finales contra Nigeria y en el tiempo añadido ante España y forzar la tanda de penales frente a Irak mediante otro tanto agónico. Los grandes artífices de este empeño han sido su capitán, Gastón Silva, y el abnegado Sebastián Cristóforo, con la elegancia de Diego Laxalt y Giorgian de Arrascaeta como exquisito contrapunto. Aunque sea algo más impredecible, y quizás una pizca menos elegante, que la formación francesa, el cuadro que dirige Juan Verzeri dispone de recursos suficientes para plantar cara a cualquiera en este nivel.

Números que hablan
27:
Uruguay únicamente ha ido ganando durante 27 minutos en la fase de eliminatorias, menos que ningún otro equipo que haya alcanzado la final desde 1979. La Celeste fue por delante en dos periodos de cuatro y seis minutos en su triunfo por 2-1 sobre Nigeria, a los que añadió otros 17 frente a España. Los uruguayos encabezan este apartado incluso si se incluye el formato anterior a 1997, cuando tan solo participaban 16 equipos y la fase de eliminatorias empezaba en cuartos de final.

Jugador a seguir
Sebastián Cristóforo (URU)
Es muy habitual que se pase por alto la contribución fundamental que tienen los volantes de contención en el éxito de un equipo. Cristóforo no brilla tanto como De Arrascaeta ni destaca como Nicolás López, pero ha sido básico para que Uruguay se aupase a la final. Es muy sacrificado en su papel de motor de los Charrúas, y también proporciona una gran cantidad de pases desde atrás, al más puro estilo de Xabi Alonso. Una de las mayores bazas de Francia en este torneo es su circulación del balón y de jugadores en el mediocampo, de modo que el futbolista de Peñarol tendrá que emplearse a fondo para contrarrestarla.

En primera persona

"Bravo, pequeños Bleus, un poco tambaleantes en los instantes finales, pero estáis en la final. Deseando que llegue el Sábado".
Sylvain Wiltord, exinternacional francés.

"Somos un país pequeño, pero tenemos una gran pasión por el fútbol. Es la segunda final de un Mundial seguida, tras la del sub-17 en México. Eso prueba que estamos haciendo bien las cosas en las categorías inferiores. Francia también está trabajando bien y tienen un equipo muy fuerte. Pero esta vez no queremos terminar como en 2011, con una decepción. Si estamos en la final, estamos ahí para ganar".
Gianni Rodríguez, jugador de Uruguay.