Mali vino de atrás en el marcador para finalmente imponerse (1-3) a Senegal y quedarse con el tercer lugar de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015. El partido se disputó en el North Harbour Stadium de Auckland el 20 de junio.

Fue un inicio frenético. Ambos equipos alternaron la tenencia de la pelota y buscaron la meta contraria. Adama Traoré creaba desde el centro para Mali, mientras que Senegal perforaba por el costado izquierdo con el incisivo Remi Nassalan.

La primera oportunidad de gol la tuvo Mali. Aboubacar Doumbia hizo una pared con Hamidou Traoré, quien dejó a su su compañero de frente al arquero rival. Intentó bombear, pero el artístico intento se fue por arriba.

Senegal tuvo una de las últimas chances de la primera parte antes de perder a Moussa Ba por expulsión. Sidy Sarr probó suerte con un gran disparo de media distancia, pero el arquero Djigui Diarra respondió con una brillante atajada y mantuvo su meta invulnerada.

Grandes emociones en el complemento
La segunda mitad comenzó en el mismo tenor. Souleymane Coulibaly le pegó desde afuera con la pierna derecha, pero su intento se abrió de la portería de Ibrahima Sy. Pero Senegal respondió y anotó. Ibrahima Wadji se escapó de los defensas y con disparo colocado movió el marcador (1-0, 64’).

Mali igualó poco después. Aboubacar Doumbia recibió una falta en los linderos del área y Adama Traoré pidió la pelota. Con la pierna zurda brincó la barrera y, a pesar del esfuerzo del arquero Ibrahima Sy, la esférica fue a dar a las redes (1-1, 74’).

Par de minutos después, Mali tuvo otra oportunidad desde el manchón penal. Falaye Sacko cobró, pero el arquero mantuvo el empate al alcanzar a detener con las piernas el tiro que buscaba el centro.

Sin embargo, Mali encontró rápidamente la ventaja. En una jugada de alta manufactura, Adama Traoré escapó de entre tres defensas y logró sacar un disparo con la pierna derecha para darle a su equipo el segundo de la tarde (1-2, 83’).

Senegal también tuvo su oprortunidad de penal. Pero el arquero y capitán Djigui Diarra reclamó su pedazo de gloria y se recostó a la izquierda para detener el disparo de Malick Niang y dejar la balanza inclinada hacia los suyos.

Finalmente, en una jugada de sorpresa en un tiro libre, Diadie Samassekou completó el marcador y victoria de Mali luego de agarrar mal parada a la defensa de Senegal y definir por abajo al arquero rival (1-3, 90+1).