• Uruguay jugará ante Venezuela el 8 de junio en Daejeon
  • Por primera vez se usó el sistema ABBA en un torneo FIFA
  • Santiago Mele paró tres penales; Federico Valverde, clave

DATOS DEL PARTIDO

En una definición cardíaca, Uruguay avanzó a las semifinales de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017 al derrotar a Portugal 5-4 por penales tras igualar 2-2 el encuentro jugado el 4 de junio en el Daejeon World Cup Stadium, de Daejeon.

La definición por penales, la primera con el sistema ABBA en un torneo FIFA, fue tremendamente emocionante, con 5 penales errados consecutivamente antes de que Sebastián Bueno convirtiera el 5-4 definitivo. Santiago Mele detuvo tres ejecuciones consecutivas.

El duelo también tuvo vaivenes emocionales profundos y comenzó de cara para los portugueses, que al minuto de juego ya estaban en ventaja. Se equivocó Federico Valverde en la salida, Xadas le robó el balón y metió una asistencia perfecta para la entrada de Xande Silva entre los centrales. El grandote definió con mucha sutileza ante la salida de Santiago Mele (1', 1-0).

Pero la Celeste, hoy de blanco, tomó el desafío y fue por el empate, que llegó merecidamente rápido: Valverde ejecutó magistralmennte un córner al segundo palo, Nicolás Schiappacasse le dio de volea y el rebote en el travesaño lo tomó solo dentro del área chica Santiago Bueno (16', 1-1).

Uruguay fue un poco más en un primer tiempo más bien igualado, pero se fue en desventaja al vestuario por culpa del golazo de Diogo Gonçalves, que sacó un derechazo tremendo al ángulo lejano desde la izquierda (41', 2-1).

A poco de comenzado el complemento, los sudamericanos lograron el nuevo empate, esta vez mediante un penal de Valverde tras una falta de Yuri Ribeiro a Agustín Canobbio (50', 2-2). Los lusos tuvieron más la pelota pero no generaron demasiadas opciones más allá de un remate furibindo de Gedson que tapó bárbaro Mele.

La prórroga mostró primero la misma disposición pero en el segundo tiempo adelantó filas y el enorme talento de Rodrigo Amaral estuvo cerca de hacer la diferencia. Al final los penales dictaron sentencia.

Uruguay se medirá a Venezuela el 8 de junio en Daejeon por un lugar en la final del torneo.