Jóvenes estrellas brillan en el cielo asiático
© AFP

El año 2012 toca a su fin, y nos deja recuerdos inolvidables. Las jóvenes promesas que brillaron durante el Campeonato Asiático Sub-19 disputado en noviembre en Emiratos Árabes Unidos esperan que se traduzcan en éxitos palpables en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013.

Asia contará con cuatro representantes en esta prueba: la República de Corea, Irak, Australia y Uzbekistán. Y ninguno de ellos lo tuvo fácil para obtener la clasificación en las últimas fases del Campeonato Asiático Sub-19. Ahora se preparan para la gran cita mundialista, a la que acudirán con jugadores de enorme proyección, que han exhibido magníficos detalles en el panorama continental.

FIFA.com se fija en los jóvenes que más se distinguieron en el Campeonato Asiático Sub-19, y que a buen seguro darán que hablar el próximo verano en los estadios turcos.

Las estrellas coreanas
La República de Corea cosechó su duodécimo título, y regresó a lo más alto del escalafón asiático en esta categoría de edad tras una ausencia de ocho años (su último triunfo se remontaba a la edición de 2004). Fue una campaña especialmente complicada para los surcoreanos, ya que tuvieron que esperar a los últimos segundos del tiempo reglamentado de la final contra Irak para que Changjin forzase la prórroga, antes de imponerse en los penales.

El número 10 respondió a todas las expectativas en el certamen. El astro del Pohang Steelers llevó la batuta del ataque, y batió personalmente las metas contrarias en cuatro ocasiones. Después de firmar el tanto de la victoria frente a la RP China en la primera ronda, vio puerta en las goleadas sobre Irán (4-1) en cuartos de final y Uzbekistán (3-1) en semifinales, para luego inscribir su cuarta diana en la final, ante Irak.

El capitán Changgeun también tuvo una contribución decisiva, y confirmó el dicho de que el guardameta es la mitad del equipo. En la fase de grupos, el joven portero logró mantenerse imbatido contra la RP China e Irak. Durante los otros cuatro encuentros, tan solo recibió un gol en cada uno, una actuación que acabaría siendo determinante camino al título continental. Pero donde hizo gala de todo su talento fue en la tanda de penales de la final, al desviar el lanzamiento de Mohanad Karrar. Aun así, este último se desquitó al arrebatarle la distinción de mejor futbolista del torneo.

Tras los pasos de los grandes
Los Leones de Mesopotamia no consiguieron conquistar su sexto Campeonato Asiático Sub-19 y reeditar la gesta de 2000, pero certificaron su pase a la próxima Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, que no disputaban desde 2001.

El combinado iraquí pisó fuerte gracias a Mohanad Karrar, autor de cuatro goles, y cuya calidad recuerda nada menos que a la de Younes Mahmoud. Karrar dejó boquiabiertos a todos los observadores, y se erigió de manera indiscutible en mejor jugador de la competición. Pese a todo, este diamante en bruto mantiene los pies en el suelo, ya que dedicó el premio individual a sus compañeros. Los hinchas iraquíes pueden estar tranquilos en cuanto a la eficacia de su línea ofensiva durante los próximos años.

El capitán y arquero Mohammed Hameed Farhan, por su parte, cumplió con creces bajo los tres palos. Detuvo dos penales en cuartos de final frente a Japón, y repitió ese desempeño ante Australia, con un registro de solo tres goles en contra en seis partidos. Sellar el billete para Turquía 2013 no impidió que llorase a lágrima viva tras la derrota sufrida en la final a manos de la República de Corea. No cabe duda de que Hameed sigue los pasos de grandes guardametas iraquíes como Raad Hammoudi, Ahmad Jassim, Hashim Imad y Nour Sabri.

Máquina goleadora uzbeka
Uzbekistán participará en su tercera Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, después de estar presente en las ediciones de 2003 y 2009. Y lo debe en gran parte al rendimiento del implacable artillero Igor Sergeev, que perforó las mallas de todos sus adversarios e inscribió siete goles: sendos dobletes contra Jordania y Vietnam y un tanto ante la RDP de Corea, Siria (cuartos) y la República de Corea (semifinales), respectivamente.

En el plano individual, hizo realidad su sueño al recibir la Bota de Oro adidas y los elogios de su entrenador, que le augura un futuro radiante. En este torneo, Sergeev ya dio un primer paso hacia la gloria, pero deberá confirmarlo en Turquía si quiere que su nombre acompañe a los grandes del fútbol uzbeko.

La pegada de los canguros
Corey Gameiro demostró que los canguros no solo sabían saltar, sino que también podían golpear cuando la situación lo requería. El área es su hábitat natural, y anotó los seis goles de su equipo en la prueba. Gameiro permitió a los Socceroos sumar los tres puntos ante Qatar y empatar luego con Arabia Saudí y Siria en la fase de grupos. Posteriormente materializó una tripleta frente a Jordania en cuartos, que clasificaba a su país para Turquía 2013. Falló un tiro desde los once metros contra Irak en semifinales, pero eso no puso en cuestión su enorme talento.

Y lo que ha aprendido en el Fulham sin duda le ha servido para terminar como segundo máximo realizador de la competición, con seis goles. Con todo, reconoce que el trabajo colectivo ha sido la principal baza de Australia para acceder a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2013. Así pues, los Socceroos recurrirán en Turquía a su conjuntado bloque para tratar de alcanzar los cuartos de final, como ya hicieron en 2003, o incluso las semifinales, al igual que en 1991 y 1993.