Sudamérica pone cuatro boletos en juego
© Getty Images

Cuatro plazas para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013. Ese es el apetecible premio que pone en juego la 26ª edición del Campeonato Sudamericano Sub-20, a disputarse en Argentina entre el 9 de enero y el 3 de febrero próximo.

Mendoza será sede del Grupo A, en el que quedaron encuadrados la anfitriona, Colombia, Chile, Paraguay y Bolivia. San Juan, por su parte, recibirá al Grupo B, en el cual competirán el campeón defensor Brasil, Uruguay, Ecuador, Perú y Venezuela. Los tres primeros de cada zona avanzarán al Hexagonal Final.

En la instancia decisiva, a realizarse íntegramente en Mendoza, los seis finalistas volverán a disputar una ronda todos contra todos. Las mejores cuatro, entonces, se harán acreedores de los boletos para Turquía 2013. A continuación, FIFA.com analiza la previa del torneo.

Un favorito rodeado de aspirantes
Con seis coronas mundiales en sus vitrinas, Argentina parte otra vez como candidata al título sudamericano, más allá de no ganarlo desde 2003. Dirigida por Marcelo Trobbiani, campeón de la Copa Mundial de la FIFA México 1986, la Albiceleste cuenta con otra rica camada de futbolistas, entre los que sobresalen Juan Iturbe (del Porto), Federico Cartabia (Valencia) y Ricardo Centurión (Racing Club). “La localía no es una presión sino una responsabilidad. Queremos la clasificación primero, luego el título”, dijo Trobbiani.

Cristian Bonilla y Sebastián Pérez (Atlético Nacional) son los únicos sobrevivientes de la selección Colombia que, como dueña de casa, alcanzó los cuartos de final en la última Copa Mundial de la categoría dos años atrás. Esa experiencia puede ser clave para el combinado de Carlos Restrepo, que llega a Argentina con ansias de sumar su tercera estrella sudamericana luego de las obtenidas en 1987 y en 2005, la última vez que Brasil no pudo ganar el campeonato.

Con aspiraciones similares viaja Chile, más allá de la ausencia del atacante Ángelo Henríquez (del Manchester United, prestado al Wigan Athletic). La Rojita de Mario Salas, que sí contará con el volante Bryan Rabello (Sevilla) y el delantero Diego Rubio (Sporting de Lisboa), tiene objetivos claros: “Tener una buena actuación y llegar al Mundial”, afirmó el técnico de Chile, que no clasifica al Mundial desde 2007, cuando luego fue tercera en Canadá.

Paraguay tampoco esconde su ambición. “Tenemos jugadores con que ya tienen varios partidos en primera. Estamos preparados en lo físico, en lo táctico y en lo emocional”, avisó el seleccionador Víctor Genes, haciendo referencia a valores como los volantes Derlis González (Benfica de Portugal) y Ángel Lucena (Libertad), y al atacante Brian Montenegro (Tacuary).

Los puntales de Bolivia son, según reconoció el entrenador Marco Barrero, sus cuatro legionarios: el arquero Guillermo Viscarra (Vitoria, Brasil) y los delanteros Carlos Paniagua (Sevilla), Ricardo Vaca (Recreativo) y Alex Pontons (Provercelli, Italia). “Podemos dar más de una sorpresa”, afirmó el técnico. Vale recalcar que Bolivia, que no supera la fase de grupos desde 1983, jamás disputó un Mundial Sub-20.

Dos pesos pesados
Brasil es indiscutiblemente una potencia de la categoría, como lo demuestran sus cinco títulos mundiales, el último en 2011, y sus 11 coronas sudamericanas, las tres últimas de manera consecutiva. Este equipo de Emerson Ávila puede no tener el brillo de aquel que integraron Neymar, Lucas y Oscar, pero contará con la presencia de Rafael Alcántara (Barcelona B), hermano de Thiago Alcántara, de la selección española, e hijo del popular Mazinho. “Brasil siempre es favorito y este torneo este no es diferente. Tenemos que estar por encima de nuestros adversarios”, se sinceró Rafinha.

En la pelea debería estar Uruguay, que presentará a siete jugadores del plantel que fue finalista de la Copa Mundial Sub-17 México 2011, entre los que destaca el arquero Jonathan Cubero, ganador del Guante de Oro de adidas. Sin embargo, los magros resultados en la preparación encendieron luces de alarma, como reconoció el propio técnico Juan Verzeri. Así, serán importantes los aportes de los delanteros Dante López (Roma), Rubén Bentancourt (PSV) y Gonzalo Bueno (Nacional).

Ecuador también contará con siete futbolistas que estuvieron en aquel Sub-17 de México, donde el Tri alcanzó los octavos de final. Tras su participación en el Mundial Sub-20 dos años atrás, Julio César Rosero siente la obligación de repetir. “El grupo está convencido de sus posibilidades”, explicó el timonel, quien confía en valores experimentados caso el lateral Marcos López (Deportivo Cuenca), el zaguero Pedro Velazco (Barcelona de Ecuador) y el atacante José Cevallos (Liga de Quito).

El delantero Josef Martínez (BSC Young Boys, Suiza) es el as en la manga de Marcos Mathías, el seleccionador de una Venezuela que busca su segundo Mundial de la categoría, luego de aquella histórica aparición en Egipto 2009. Perú, en cambio, nunca ha clasificado para una justa mundialista. “Caímos en un grupo complicado pero no imposible”, analizó Edison Flores, volante de Villarreal B español. Los Incaicos no terminan entre los cuatro primeros de un sudamericano desde 1975, cuando fueron cuartos.