Uruguay saca triunfo vital (1-0)
© AFP

Uruguay dio un paso importante para acceder a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013, al vencer por 1-0 a Chile en la tercera jornada del hexagonal final del Sudamericano Sub-20, que se disputa en la ciudad argentina de Mendoza.

El único gol del encuentro lo marcó el delantero Gonzalo Bueno, a los 62 minutos.

Con este resultado Uruguay alcanza seis puntos y el liderazgo del hexagonal junto a Colombia, que tiene un partido menos.

Chile sumó su segunda derrota en esta fase y solamente tiene tres unidades.

El partido comenzó siendo parejo, con mucho estudio y táctica por parte de ambos conjuntos, aunque se notó desde el principio que a Chile le iba a costar mucho más armar juego ante la ausencia de su estrella Bryan Rabello, ya que Diego Rojas no tuvo el peso necesario para la tarea.

Varias oportunidades
A los 9 y de manera increíble el delantero Nicolás López perdió una chance de gol solo ante el arquero Melo.

Pero luego tanto uruguayos como chilenos se prestaron de manera equitativa y mal el balón, sin llegadas profundas y con muchas imperfecciones para poder elaborar jugadas de criterio.

Sobre los 25 Sebastián Cristóforo remató desde fuera del área pero entre Melo y el travesaño evitaron la caída del arco chileno.

Uruguay mostró, como en todo el torneo, una defensa ordenada, con criterio para los relevos y sin miramientos a la hora del despeje y la marca férrea.

Ante la falta de Rabello, Chile debió desdoblarse para la creación y al ataque, aunque con varias falencias para elegir el camino correcto y le hizo fácil las cosas a Uruguay.

A los 44 Nicolás Castillo elaboró una muy buena jugada por derecha y tras dejar a dos defensores en el camino, tocó para Rojas y el remate del zurdo mediocampista se estrelló en el horizontal.

Luego Uruguay reaccionó y tuvo una chance por intermedio de Diego Rolan y un cabezazo de Formiliano que se apenas desviado.

Para el complemento mucho no varió el sentido del juego y fue Chile el que dominó las acciones, con rotación, circulación de balón, pero sin poder conectar la jugada final.

El arquero charrúa Guillermo De Amores debió exigirse para enviar al córner un remate de Ignacio Caroca desde fuera del área, a los 55, y tres minutos más tarde otra vez el portero uruguayo reaccionó bien ante un remate de Castillo.

Uruguay se mostró muy estático en ese segmento del partido, dejándole demasiado la iniciativa a Chile y apostando al contragolpe, pero Diego Laxalt evidenció el cansancio y ya no era el motor que la 'celeste' necesitaba.

Luego de un remate cruzado de Rojas, por izquierda, Uruguay elaboró su mejor jugada del partido, con una doble pared de Guillermo Varela y Rolan que terminó con un centro del defensa que conectó Bueno para vencer a Melo.