EL RESUMEN DE LA JORNADA – Brasil conquistó este sábado su quinto título de campeón mundial sub-20, tras vencer a Portugal en Bogotá después de la prórroga. Los Auriverdes recuperaron un trofeo que habían ganado por última vez en 2003.

De algún modo, en la última jornada de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Colombia 2011 se cerró el círculo. Al igual que en el arranque del campeonato, hace 21 días, El Campín de Bogotá vio cómo una tromba de agua caía sobre el terreno de juego en los instantes previos al comienzo del encuentro por el tercer puesto.

En la lucha por la medalla de bronce, México fue más fuerte que Francia. Por segunda vez en este campeonato, el combinado de la CONCACAF remontó un marcador adverso para acabar imponiéndose, al igual que hizo en octavos de final contra Camerún. De esa forma, El Tri obtuvo su mejor resultado en la categoría desde la edición de 1977, en la que alcanzó la final. En cualquier caso, los Bleuets se van contentos de la competición, tras registrar el mejor resultado histórico de una selección francesa sub-20. A pesar, eso sí, de haber ofrecido una defensa un tanto permeable, ya que Francia luce el mayor total de goles en contra (12) de las 24 selecciones, empatada con Costa Rica y Guatemala.

Para los dos finalistas, Brasil (4 títulos) y Portugal (2 títulos), el palmarés de los contendientes de la final de consolación se antojaba muy poquita cosa. Al final, el duelo con acento portugués se decantó del lado de los sudamericanos, que sumaron así su quinto título en la categoría, situándose a sólo uno de los hexacampeones argentinos. Con este triunfo, la Canarinha vengó de paso a sus predecesores de hace 20 años, que, en la final de Portugal 1991, cayeron en la tanda de penales ante los anfitriones lusos. Y además, se sacaron la espina de la final perdida hace dos años contra Ghana en los lanzamientos desde el punto fatídico.

Resultados
Partido por el tercer puesto
México 3-1 Francia

Final
Brasil 3-2 (t.s.) Portugal

Gol del día
Brasil - Portugal, Oscar (111’)
Corría el segundo tiempo de la prórroga, y ambas selecciones estaban al límite de sus fuerzas. Oscar, uno de los mejores jugadores sobre el césped en esta final -autor de los tres tantos del ganador-, avanzó por la banda derecha. Desde allí, muy escorado, el héroe de la noche se sacó de la manga un disparo en parábola que superó por arriba a Mika y acabó en el fondo de las mallas portuguesas. Nunca se sabrá si ese centro-chut tenía más de lo primero que de lo segundo, pero, en todo caso, fue una diana crucial, puesto que dio la victoria a los Auriverdes.

Momentos clave de la jornada
El eterno retorno
El partido por el tercer puesto ofreció un sorprendente déjà vu que remitió al choque de cuartos México – Colombia. El empate de México fue calcado al gol de la igualada colombiana del pasado 13 de agosto: un disparo lejano a priori inofensivo, un error clamoroso de Jonathan Ligali y el balón que se le cuela entre las piernas. De nuevo el 1-1, y de nuevo en El Campín… Seguramente, en la otra punta del campo, José Rodríguez se compadeció de su homólogo rival. En cambio, el tercer tanto de El Tri no fue culpa de nadie: un saque de esquina de Ulises Dávila al segundo palo, un cabezazo de Edson Rivera y el esférico que entra por la escuadra. Es decir, exactamente igual que el gol marcó ese mismo jugador en los cuartos de final, en el tercer tanto de aquel otro 3-1.

Motivación al estilo luso
A Nuno Reis, el capitán portugués, le gusta motivar a sus compañeros sobre el césped. Para ello, el jugador del Círculo de Brujas utiliza una técnica muy particular. Una vez que la selección de Portugal había estrechado la mano a todos sus rivales brasileños tras interpretarse los himnos nacionales, el capitán aguardó a sus colegas tras los Auriverdes y les dio también la mano, arengándolos. Un método que pareció funcionar… hasta el minuto 111.

Números que hablan
5: La cantidad de goles marcados en el choque decisivo entre Brasil y Portugal es la más alta que se ha registrado en una final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Anteriormente, cuatro finales habían deparado cuatro tantos (1977, 1979, 1981 y 1999). Cinco es también la cifra de títulos mundiales sub-20 que acumula Brasil, lo que sitúa a la Seleção justo por detrás de Argentina y sus 6 conquistas.

A continuación
La próxima Copa Mundial Sub-20 de la FIFA se celebrará en 2013 en Turquía. A su vez, la próxima competición de la FIFA este año será la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, que tendrá lugar en Rávena (Italia) del 1 al 11 de septiembre.