Hoy es el Día Mundial Sin Tabaco (DMST) 2015, una campaña de salud pública global que celebra cada año el 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su objetivo consiste en promover la abstinencia de todo tipo de consumo de tabaco en todo el planeta durante 24 horas, y sensibilizar acerca de la prevalencia generalizada y los efectos negativos para la salud que tiene el uso del tabaco, que mata a casi seis millones de personas cada año. 600.000 de estas muertes son consecuencia del tabaquismo pasivo. Puede obtenerse más información sobre los efectos del uso del tabaco en el sitio web de la OMS.

En Nueva Zelanda, el DMST se celebra con el nombre de Día Mundial Sin Fumar. La Agencia de Promoción de la Salud de Nueva Zelanda puso en marcha hace poco la campaña “Déjalo antes de empezar”, que aspira a aumentar el rechazo al tabaco entre jóvenes adultos de entre 17 y 24 años, incrementando así la prevalencia de actitudes contrarias al tabaquismo y a favor de un entorno libre de humos.

Así lo ha explicado el Ministerio de Sanidad: “Nueva Zelanda lleva ya un tiempo en la vanguardia internacional del control del tabaco, y ha realizado progresos constantes en la reducción de la prevalencia del tabaquismo y el hábito de fumar”.

Para apoyar estos esfuerzos, la FIFA y el Comité Organizador Local de la Copa Mundial de la FIFA Sub-20 2015 han decretado que los 54 partidos de la competición estén libres de humo, para lo que se emitirá un anuncio específico, además del vídeo producido por el Ministerio de Sanidad en las pantallas gigantes de los partidos de hoy.

La política contraria al tabaco de la FIFA en la Copa FIFA Confederaciones 2013 y la Copa Mundial de la FIFA 2014™, disputadas en Brasil, fue reconocida hace poco al recibir un premio de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) durante su Semana sin Humo.

Las iniciativas para crear un entorno más sano para los espectadores en los torneos de la FIFA empezaron en 1986, cuando dejó de aceptarse publicidad de patrocinadores de la industria del tabaco. Después, en la Copa Mundial Femenina de la FIFA celebrada en Estados Unidos en 1999, el organismo rector del fútbol mundial apoyó una campaña antitabaquismo puesta en marcha por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, lo que a su vez condujo a una campaña internacional antitabaquismo con la OMS en 2002. Desde entonces, fumar en los estadios está prohibido en todos los partidos oficiales de la Copa Mundial de la FIFA.

“Como organizadores del mayor torneo de una única disciplina deportiva del mundo, es nuestro deber proporcionar un entorno sano a los espectadores del torneo y utilizar nuestra plataforma de forma responsable, concienciando sobre los peligros del tabaco”, ha declarado el profesor Jiri Dvorak, Jefe Médico de la FIFA.

Las normas antitabaquismo se han incorporado al Código de Conducta en los Estadios de la FIFA y se aplicaron en Brasil siguiendo las directrices de la OMS para grandes eventos libres de humo. Por supuesto, estos esfuerzos continuarán camino a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.